Post-verdad Digital

El tigre rosa está despierto

Los mexicanos somos necios, ante el evidente peligro de una nueva tiranía institucional se ha levantado la sociedad civil organizada, contra el poder de la 4T.

Ningún político en la historia de México ha logrado jamás organizar una manifestación en la que participen millones de personas en 100 ciudades distintas y llenando el Zócalo capitalino al mismo tiempo como ocurrió este fin de semana con la ‘marea rosa’. Esto se debe a que este movimiento fue organizado por la ciudadanía en rechazo a la imposición tiránica de un gobierno antidemocrático que lleva seis años destruyendo nuestra patria y pretende hacerlo por seis años más.

Los mexicanos somos necios, ante el evidente peligro de una nueva tiranía institucional se ha levantado la sociedad civil organizada, con una gran variedad de frentes y perfiles, contra el poder de la 4T. Y este fin de semana lograron hacer realidad el mayor temor de nuestro presidente: demostrarle que no tiene todo el control de la ciudadanía, que no lo quieren y que abiertamente se oponen tanto a él como a su candidata.

La elección está mucho más cerrada de lo que la campaña oficialista nos pretende hacer creer. Prácticamente estamos divididos a la mitad en favor y en contra del proyecto presidencial, por lo que el escenario de una aplanadora por parte de Morena es hoy prácticamente imposible. El nuevo escenario es mucho más alentador, no importa si gana o pierde la candidata de oposición, México ya ganó al tener una sociedad civil más organizada y dispuesta a enfrentarse a sus dirigentes, una sociedad civil que le ha quitado parte del monopolio del poder a los partidos y que en el caso de la oposición los presionó a poner una candidata más ciudadana como Xóchitl Gálvez, que hace un año ni pintaba en la elección, pero que hoy personifica la unidad de un frente de partidos que en cualquier otro momento histórico jamás se hubieran podido aliar, todo esto es mérito la ciudadanía organizada.

Las posibilidades de que gane Xóchitl Gálvez son reales y dependen de que salgan a votar las clases medias y altas de las ciudades. La elección no es un mero trámite como han dicho en la campaña de oficial, de hecho, lo más probable es que Morena pierda la capital y varios estados del país. Y en caso de que gane Claudia Sheinbaum, no llegará con el poder ni la credibilidad que tenía López Obrador en 2018, ella ya trae varios muertos entre sus manos y mucha cola que le pisen.

Lo importante es que los mexicanos no nos vamos a dejar, el tigre rosa ya despertó y no va a dormirse. Desde esta columna le recomendamos a TODOS nuestros políticos que estén conscientes de que ellos son los que trabajan para nosotros y no al revés, eso quiere decir que el dinero de nuestros impuestos, del que ellos cobran su sueldo, es solo para que lo administren y es su obligación decirnos en qué lo gastan. También recordarles que la vida y seguridad de los ciudadanos es lo más importante que deben garantizar, cualquier acuerdo con la delincuencia organizada en perjuicio de la ciudadanía debe ser considerado una traición a la patria. Y que los ciudadanos no somos tontos, pueden mentirnos todos los días y no por eso les vamos a creer. México ya cambió, fue sin nuestros políticos o incluso a pesar de ellos. Salgamos a votar.

En otras latitudes digitales…

Ayer se llevó a cabo el evento de Diálogos Ciudadanos, organizado por Coparmex CDMX, en la alcaldía Benito Juárez. La idea es que los candidatos a alcaldes de dicha demarcación tuvieran un espacio para platicar con los empresarios locales sobre los temas que más les importan, lamentablemente los candidatos Luis Alberto Mendoza, de la Alianza PAN-PRI-PRD, y Leticia Varela, de Morena, rechazaron la invitación; uno, porque gracias a la marca PAN, ya se siente tan ganador que no pone ni su foto en sus anuncios y la otra, por un evidente temor a los empresarios organizados. Nuevamente se les olvida que los que realmente generan trabajo y el dinero que ellos ‘administran’ son justamente esos empresarios a quienes no quisieron visitar.

COLUMNAS ANTERIORES

Elecciones en Coparmex CDMX
Reflexiones postelectorales

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.