menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Más competencia en vivienda: Infonavit en la pelea

COMPARTIR

···
menu-trigger

Más competencia en vivienda: Infonavit en la pelea

13/10/2020
Actualización 13/10/2020 - 11:22
columnista
Jeanette Leyva
Moneda en el Aire

Si hay un sector que en plena crisis sigue sin bajar la guardia y compite ofreciendo menores tasas de interés, es el hipotecario, en donde hemos visto durante toda esta pandemia que los bancos se han esforzado por otorgar más ventajas a los acreditados al ofrecerles réditos menores a 8.0 por ciento.

En este entorno, lo que es la hipotecaria más grande de América Latina, el Infonavit, quien desde la anterior administración entró a la competencia con los bancos al ofrecer créditos con montos iguales a los promedios que más otorgaba la banca comercial, ahora en 2021 podríamos ver un mayor dinamismo por parte del Instituto en el otorgamiento de crédito y uso de la subcuenta de la vivienda.

Carlos Martínez, titular del Infonavit, está más que convencido de que si se aprueban los cambios enviados por el Ejecutivo, el derechohabiente que no ha usado su subcuenta de vivienda tendrá más opciones para acceder a estos recursos, y hacerse de un patrimonio, vía la modalidad de adquirir un terreno, autoconstrucción o pagar su deuda bancaria, lo cual, si bien ya existe actualmente, los cambios buscan flexibilizar y simplificar los procesos.

Sin embargo, sería hasta 2021 cuando los derechohabientes sepan en qué sí y en qué no podrán usar el dinero de su subcuenta de vivienda.

En donde seguramente veremos una importante discusión será con los arquitectos e ingenieros, en el tema de la autoconstrucción, ya que actualmente buscar construir con un crédito Infonavit en un terreno propio requiere de un gran número de trámites, los cambios se busca que sean mucho más ‘relajados’ por lo que anticipamos que para ayudar a disminuir los costos estaríamos viendo que se suban a la web planos y recomendaciones para construir dependiendo la entidad. ¿Cómo ven?

Lo que es un hecho, es que estos cambios obedecen a que en una reciente encuesta más de cinco millones de personas precalificadas con 116 puntos, respondieron no utilizar su crédito porque ya tenían resuelta su necesidad de vivienda, pero un 10 por ciento dijo que buscaba construir su propia casa, y a ellos va, en parte, dirigida esa sección de la propuesta de reforma, que se espera transite por la mayoría legislativa que tiene actualmente Morena en las cámaras. Es un tema que hay que seguir.

* * *

Y en el otro lado de la moneda, nos enteramos que la semana pasada renunció la encargada de ciberseguridad de la CNBV, Elena Calatayud Hernando, aunque esta semana apenas trascendió en el sector financiero; su salida es de suma relevancia ya que no sólo coordinaba las acciones en la materia al interior de la Comisión, sino con las instituciones financieras supervisadas.

El problema no es solamente su renuncia, sino el momento en el que se presenta: apenas el viernes pasado la Bolsa Mexicana de Valores reportó una suspensión de actividades afirmando que fue a consecuencia de un error humano, sin embargo, se sabe que este incidente no fue reportado, como lo establecen las disposiciones, aunque ellos digan lo contrario; por otra parte, sabemos que se elaboró un nuevo reglamento interno en el que no se le está dando la relevancia que pide la CNBV a las instituciones supervisadas.

Algo que complica aún más esta situación es que, como cada cierre de ejercicio presupuestal, desde septiembre ya no se autorizarán contrataciones de personal de mando, con lo cual esta área, al igual que la de Comunicación Social, permanecerán acéfalas lo que resta de 2020. Sin duda, serios problemas enfrenta en este complicado cierre de año la CNBV en dos temas que necesitan interacción con las instituciones y con el público: ciberseguridad y comunicación. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.