Las tres plataformas de la banca que pueden servirnos
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Las tres plataformas de la banca que pueden servirnos

COMPARTIR

···
menu-trigger

Las tres plataformas de la banca que pueden servirnos

03/03/2020
columnista
Jeanette Leyva
Moneda en el Aire

Los bancos han trabajado de manera intensa en el último año en el diseño y construcción de tres plataformas que no tienen nada que ver entre sí, pero que al menos dos de ellas nos pueden servir de manera directa y cambiar algunas cosas.

La primera y más atractiva es la plataforma que diseñaron todas las instituciones coordinadas por la Asociación de Bancos de México (ABM) en materia de ciberseguridad, en donde la ven como el primer gran paso para que las instituciones puedan conocer casi al momento lo que está sucediendo a un banco sujeto a un ataque cibernético y tomar acciones inmediatas para no ser el siguiente y que los clientes no sean afectados. Esta idea hoy en marcha surgió tristemente tras el ataque al SPEI que el próximo mes cumple dos años sin que se conozca al momento a los autores intelectuales y algunos materiales del robo más importante que se ha conocido.

Si en algo tienen razón los bancos es en que se debe trabajar en una estrategia general de ciberseguridad, ya que grandes empresas y gobiernos están sujetos a ser víctimas y que información sensible y personal sea puesta a la vista como sucede hoy con la de Pemex. Por cierto, aunque se niega, ‘hackers éticos’, es decir aquellos que contratan para vulnerar los sistemas de las empresas para ver los problemas a corregir, aseguran que las fallas en días pasados del SAT fue por un ataque al sistema.

La otra plataforma en la que trabajan los bancos y que podría estar lista este año, una vez que consigan la prórroga de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores es la que se construye con Cecoban para tener su propia base de datos biométricos; se trata de una solución gremial en donde además de consultar con las bases oficiales como ahora lo hacen del INE, también estarían viendo tener acceso a la base de datos biométricos que los bancos han ido recabando para autentificar a un cliente o bien rechazarlo si no coinciden, ya que significaría que estaría tratando de usurpar a alguien. Van avanzados con el plan y el cómo se pondría en marcha ya tiene el visto bueno de autoridades y es ahí donde los bancos de menor tamaño estarían subiéndose.

Y la tercera medida quizás que poca relación tenga con el usuario, pero sí con los bancos es la plataforma REGTECH que tiene como plan tratar de ahorrar dinero en el envío de los miles de reportes y formularios que tienen que cumplir con la autoridad; estos se enviarían en un archivo y las autoridades tendrían acceso a ver los reportes en línea de todos los bancos lo que les facilitaría la vigilancia a las autoridades y el cumplimiento a los bancos, y está va muy avanzada. De las tres plataformas, su puesta en marcha, dicen, podría servir de ejemplo a otros sectores financieros, e incluso a países; ya veremos si se alcanzan esos objetivos, las dos primeras nos convienen a todos, y la tercera es, sin duda, una buena iniciativa.

* * *

Por otro lado, avientan al aire una moneda en Citi con la restricción de viajes al exterior ante el tema del coronavirus decretada por el corporativo en EU, por lo que la tradicional asistencia de Jane Fraser, la actual número dos a la reunión anual de consejeros del banco en México, está en veremos.

* * *

Y en el otro lado de la moneda, los bancos más que nunca se han dado cuenta de que tienen que estar presentes en importantes eventos internacionales que tienen sede en nuestro país, vimos en el WGC México Championship en donde vienen los mejores golfistas del mundo a instituciones como Banorte y HSBC con sitios especiales para sus clientes. El otro, el de este fin de semana, en donde HSBC también anunció por cinco años más su presencia en el Mextenis, ahí sí ningún otro banco tiene presencia como ellos y le tocó a Jorge Arce, el nuevo director entregar los premios a los campeones. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.