La transformación de un banco
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La transformación de un banco

COMPARTIR

···
menu-trigger

La transformación de un banco

14/05/2020
Actualización 14/05/2020 - 11:10
columnista
Jeanette Leyva
Moneda en el Aire

En los últimos tres años, este banco poco a poco ha ido transformándose, ha pasado literalmente de todo y no ha tenido una historia fácil de contar, pero hoy todo indica que la luz al final del camino se ve mucho más clara y con un futuro prometedor donde la perseverancia ha sido una de las claves; la otra, elegir con quienes trabajará.

Para el banco Accendo, la historia que busca escribir es no sólo ser un banco digital, sino el banco que trabaja con los gigantes tecnológicos, que les da servicios y con quienes puede crecer al darles productos a sus clientes, para muestra actualmente tiene en su lista más de 113 fintech de las cerca de 400 que se tienen registro en el país.

Ya opera con Rappi y Visa, con quienes emiten una tarjeta digital y son capaces de entregarla en horas en la Ciudad de México y alrededores al aprovechar la red de entregas de esta empresa tecnológica, pero también trabaja con Cuenca, Billpocket, SWAP, entre otros, por lo que al cierre de este año prevé tener más de 5 mil clientes y un hub de pagos que busca cambiar la manera de hacer transacciones.

Javier Reyes de la Campa, director y presidente del consejo de Accendo Banco, reconoce que el camino no ha sido fácil, pero tras la inyección por cerca de 450 millones de pesos de parte de la firma Toka Internacional, de los hermanos Eduardo y Hugo Villanueva Cantón que duplicó el capital del banco, junto con lo que previamente se ha ido inyectando para fortalecer y limpiar la cartera, le hace prever que hacia delante no solo serán un banco sano, sino que tienen la apuesta de dar un servicio especializado a las fintech.

Esto de la mano de ser un banco en los próximos cuatro años enfocado en dar servicios financieros vía la web, conocido como el Banking-as-a-Service (BaaS), que es un servicio bajo demanda, es decir, se paga por las aplicaciones y servicios de banca a medida que se usan y es lo que buscan las fintech.

También buscan trabajar en ser un banco adquiriente para las fintech, como ya lo son BBVA o Citibanamex en el mercado tradicional; esto también sin olvidar la vocación de un banco, que es dar crédito, lo cual harán en un futuro con Toka, su nuevo socio comercial.

Para Reyes de la Campa los errores que se han cometido en el sector bancario en los últimos años le permitió aprender y prepararse para los momentos difíciles que ha tenido desde que está al frente del banco, y que hoy todos enfrentan por el Covid-19. Pero ello, asegura, también le da confianza de que han elegido no sólo bien a sus socios, sino al sector que buscan atender.

Eso sí, nos adelanta que el nombre de Accendo cambiará. ¿Cómo se llamará? Aún no lo definen, así que si tienen ideas, se aceptan sugerencias, porque si algo ha demostrado el directivo es que ha sabido escuchar; el tiempo dirá si la apuesta y el camino elegido fue el correcto.

* * *

Y en el otro lado de la moneda, bancos y empresas han informado diversas iniciativas para apoyar en esta pandemia por Covid-19, pero algo que hay que destacar es el esfuerzo de comunicación, con todos los riesgos que eso puede conllevar, que está haciendo Scotiabank en las últimas semanas al informar si un colaborador suyo da positivo al virus. Más allá de informar que esa sucursal sea cerrada y desinfectada y que se pone en cuarentena a la persona, merece un aplauso que informen a sus clientes para que tomen precauciones si visitaron la sucursal afectada en el periodo que consideran que ya era positivo su colaborador; debe haber sido difícil tomar la decisión de anunciar a medios, pero esas acciones muchas veces son las que hacen la diferencia. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.