Moneda en el Aire

La 'nueva arquitectura' del sistema financiero

Se trabaja en la construcción de un nuevo sistema financiero que beneficie a quienes menos tienen, pero sin descuidar lo que se ha logrado, como el tener la solidez para resistir crisis externas.

Con la llegada de un nuevo gobierno también se inició, como todos hemos visto, un viraje en el rumbo del país que se quiere construir, basado en atender a la población que menos tienen, y en el caso del sector financiero la idea primordial de todos los nuevos funcionarios ha sido darles mejores servicios financieros a menores costos.

Para ello, desde el primer día de la administración se habló de construir o reconstruir un nuevo sistema financiero con enfoque popular, para lo cual era necesario elaborar la 'nueva arquitectura' del sistema, en donde las grandes 'transnacionales' sobre todo en el sector bancario, no continúen lucrando con 'precios altos' a la población mexicana.

Pero a seis meses de esta administración les puedo confirmar que el análisis que han realizado hasta ahora del sistema financiero les ha dejado más que sorpresas, porque no todo es tan malo como se criticaba, aunque hay áreas de oportunidad.

De marzo a la fecha en que tomó posesión Adalberto Palma como presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), han solicitado a los diversos jugadores del sector sus propuestas de cambios para ver qué tipo de sistema se puede construir en donde se fortalezca aún más, pero sobretodo se puedan incluir a más personas como usuarios de servicios financieros.

En el análisis que hasta ahora han hecho, por ejemplo, con el asunto de la eliminación de las comisiones que propuso el senador Ricardo Monreal que parecía buena idea, la realidad es que eso sólo hubiera beneficiado a las grandes instituciones financieras que pueden diversificar sus ingresos y perjudicado a los bancos de menor tamaño de capital nacional, a los cuales el objetivo de este gobierno es fortalecer, ya que se quejan de que hay una alta concentración, por lo que quizás ese tema no lo veamos concretado, no al menos de esa forma.

Lo que si analizan y quieren cambiar es tener una supervisión diferenciada, en donde las instituciones financieras sean medidas con base en sus distintos niveles de riesgos.

El 'laboratorio de arquitectura' del sistema financiero que así han llamado, ya recibió las propuestas de algunos, como de la Asociación de Intermediarios Bursátiles, las cuales consideraron algunos de los funcionarios, como muy reiterativas, ya que siguen pidiendo facilidades para que más empresas coticen en las Bolsas de valores.

En el caso de la Asociación de Bancos, pidieron más tiempo ya que la propuesta inicial es que sea vía la digitalización y con el CoDi que fue diseñado por la anterior presidencia de Marcos Martínez; pues resulta que Luis Niño, actual presidente y Julio Carranza, vicepresidente pidieron tiempo a la CNBV para entregar su propuesta y hacer unas modificaciones enfocados en el target que manejan y dominan muy bien la banca popular.

Hoy reconocieron algunos que una parte fuerte, pese a todo, sigue siendo el sistema financiero, principalmente los bancos, y el tener un nuevo "sistema" con enfoque más popular si bien es lo deseable para que más personas puedan ir formando un historial crediticio que les permita en un futuro tener acceso a productos financieros, debe hacerse sin descuidar lo que hoy se ha logrado que es tener un sistema sólido que ha resistido crisis externas, donde una prueba a superar sería una crisis interna.

Por lo pronto, a seis meses del inicio de esta administración continúan tratando de buscar qué se puede corregir y mejorar, en donde una recomendación sería enfocarse aún más en proteger a los usuarios, ese podría ser un gran aporte de la cuarta transformación. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

COLUMNAS ANTERIORES

¿Es error del usuario?
Renovación y revocación de bancos

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.