El banco de AMLO, ¿es tu banco?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El banco de AMLO, ¿es tu banco?

COMPARTIR

···

El banco de AMLO, ¿es tu banco?

22/08/2019
Actualización 22/08/2019 - 10:30

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo lo que ni el propio robot humanoide Sophia se atrevió: hablar y halagar a un banco en particular, en este caso Banorte; tal como nos ha acostumbrado, habla de todo y de todos y dice lo que piensa, y esta vez tocó de manera positiva para el llamado banco fuerte de México.

Mientras que Sophia, un robot humanoide con inteligencia artificial, al preguntarle Carlos Hank, presidente del Consejo de Administración del grupo, qué banco mexicano elegiría, respondió con base a su programación que “escogería el banco que tenga el mejor servicio y realmente se preocupe por sus usuarios”, aclarando que no tiene favoritismo.

En el mismo Foro Estrategia Banorte, en la clausura y en la intervención más esperada por el banco, recordando que a otros consejos de bancos internacionales no ha ido, aunque sí se ha reunido con ellos en Palacio Nacional, López Obrador empezó por recordar que fue con el abuelo de Hank González, Roberto González Barrera, y quien fuera presidente vitalicio del Grupo Financiero, con quien tuvo una buena relación; lo que deja en claro, que hoy el nieto es miembro de los empresarios que aconsejan al presidente y, que no está, entre otros, el mismo Carlos Slim.

Siguiendo con la anécdota, recordó que conoció a su abuelo, Roberto González Barrera, con quien tuvo una muy buena relación con él desde que fue jefe de Gobierno de la Ciudad de México, pero también después en la oposición.

“Ahí es donde se ve si hay amistad sincera o no la hay, porque en la política suele pasar que se tienen amigos de mentira y enemigos de verdad. Roberto era un amigo de verdad”, recordó ante más de 300 empresarios de todo el país que son consejeros del grupo financiero en sus regiones.

La buena relación se dio porque tras la elección de 2006, la primera en la que se postuló a la presidencia, crearon una asociación civil para obtener fondos y mantener el movimiento que encabezaba y abrieron una cuenta en un banco, el cual no mencionó, pero que luego cerraría la cuenta sin avisarles y es ahí donde el abuelo del actual presidente del banco les abre una cuenta para que siguieran recibiendo sus aportaciones, por lo que aprovechó para recomendar a los usuarios que opten por Banorte, así sin más, lo cual puede ser considerado por muchos como un buen mensaje promocional, pero habrá que ver si eso se traduce efectivamente en más clientes o en un compromiso aún mayor por apoyar e impulsar muchos de los proyectos que se planean, pronto veremos quién gana con esa mención inesperada.

* * *

Y en el otro lado de la moneda, aunque son comentarios en broma, cada vez circulan más entre los oficiales de cumplimiento de prevención de lavado de dinero del sistema financiero es que en estos meses como nunca les han llegado no sólo más solicitudes de parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores de reportar si existen cuentas en el sistema financiero de determinados personajes que están siendo investigados, sino que también al mismo tiempo es más largo el catálogo de personas que se integran a la lista de bloqueados por petición de la UIF.

Y un centavito: anuncian una tarjeta de crédito revolucionaria de una empresa revolucionaria que atacará las voraces comisiones de la banca, que no tendrá letras chiquitas lo cual sin duda es bueno, más opciones para todos, el pero es que en ningún lado dicen cuál será la tasa de interés o Costo Anual Total (CAT) que cobrarán, sólo dicen que la tasa de interés será por debajo del promedio, pequeño detalle que no anunciaron. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.