A un año del hackeo al SPEI y nadie está preso
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

A un año del hackeo al SPEI y nadie está preso

COMPARTIR

···

A un año del hackeo al SPEI y nadie está preso

04/04/2019
Actualización 04/04/2019 - 10:41

Este mes se cumplirá un año del que es considerado el mayor robo cibernético cometido en contra del sistema financiero mexicano, en donde participaron desde delincuencia organizada, ciberdelincuentes y personas comunes que ayudaron al robo de más de 305 millones de pesos; parece que quedará más como anécdota, ya que nadie ha sido enjuiciado.

En este ataque, que afectó a cinco instituciones financieras y de las cuales sólo una de ellas dio la cara, participaron muchas, muchas personas, desde exempleados de proveedores, empleados bancarios activos, clientes de la banca y pese a que se utilizó un código malicioso que fue plenamente identificado, no han logrado concretar ninguna orden judicial en contra de nadie, esto pese a que los bancos entregaron cada uno de los expedientes de los clientes que prestaron en algunos casos sus cuentas o bien se abrieron para transferir el dinero.

La investigación, según la policía cibernética, está más que avanzada y clara desde el año pasado, pero a decir de varias de las autoridades financieras y abogados bancarios que conocen del caso, el cambio en el sistema penal acusatorio y al haber sido un delito en donde no hubo violencia física, ha complicado el hecho de ver hoy procesados, ya que se siguen viendo caminos para que no exista la percepción de impunidad. Uno de ellos nos confirma de que dado que recibieron dinero en sus cuentas y no lo declararon al fisco, será por esa vía que sean llamados de alguna forma a comparecer o pagar al menos, sobre los recursos que pasaron por sus cuentas.

La nueva Fiscalía es la que sigue llevando el caso, pero varios directivos bancarios confiesan que tienen pocas esperanzas de que se concluya pronto, aunque “la esperanza muere al último” y quizás a un año del robo se tengan hechos concretos.

La forma como se armó y operó el hackeo, además de estar bien orquestado por meses y donde participaron ciberdelincuentes de varios lados, solo ha servido para incrementar regulaciones en el sistema financiero y crear nuevas posiciones para evitar el cibercrimen.

Es un hecho, como lo confirmó el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero, que las áreas de ciberseguridad de la CNBV y del Banco de México mantienen 'comités de ciberfraude' periódicos con la ABM, PGR, hoy Físcalía y algunas instituciones financieras, con el fin de intercambiar experiencias, metodologías y marcos de actuación, lo que ha permitido definir estrategias y prioridades de robustecimiento de la seguridad de la información de los bancos, intercambiar información sobre ataques y tendencias de ataques detectados en el sector financiero; así como fortalecer los mecanismos de coordinación, porque un nuevo ataque no está descartado.

El Banco Central ya ha concluido ejercicios de supervisión a los participantes en el SPEI para verificar el nivel de cumplimiento de la regulación en materia de seguridad de la información. Los principales participantes, o los que sufrieron ataques, fueron supervisados in-situ, y los demás extra-situ, y debido a que no todos cumplían, se han aplicado sanciones.

Hasta marzo de 2019 hay 33 instituciones que aún operan en el SPEI por mecanismos alternos, esto mientras no robustezcan sus controles o sistemas y lo cual hace que también estén excluidas de participar en el Cobro Digital (CoDi) puesto en marcha el pasado 1 de abril en su fase piloto.

* * *

Y en el otro lado de la moneda, luego de más de un par de décadas de estar al frente de Base, primero cuando operaba como casa de cambio y luego como banco, al que ha llegado a posicionar en el sector de empresas y cambiario, Lorenzo Barrera dio ya el siguiente paso y separó los cargos de presidente del Consejo y de la dirección general del Grupo Financiero Base y del banco, quedando ahora únicamente como presidente del Consejo de Administración.

Seguro estos movimientos permitirán tomar un nuevo aire al grupo y a Lorenzo Barrera fortalecer sus estrategias. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.