Salvavidas
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Salvavidas

COMPARTIR

···
menu-trigger

Salvavidas

20/12/2018
Actualización 20/12/2018 - 9:17

En tiempos de una avasallante ola, de un tsunami de 30 millones de votos, encontrar un salvavidas en medio flotando, parece un milagro; sabemos que no es suficiente para sobrevivir una corriente que arrastra todo a su conveniencia, sin embargo, es lo único que queda. Así muchos ven la voz de la diputada de Morena Tatiana Clouthier, en el tema de la Guardia Nacional.

Ayer, en su conferencia matutina, Andrés Manuel López Obrador insistió y presionó a los legisladores de Morena: “Yo espero que los legisladores aprueben la reforma constitucional. Tengo confianza en que van a actuar con responsabilidad, porque se requiere de más elementos para la seguridad pública (…) estamos planteando la reforma a la Constitución, ya no darle la vuelta o seguir simulando”. Hace un par de días, el próximo secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, chantajeó a todo el Congreso: “Tenemos que dar el paso a la constitución de la Guardia Nacional para regularizar la presencia de esos elementos en tareas de seguridad pública, y si eventualmente el Congreso tomara la decisión, esperemos que no sea así, en circunstancia de rechazo, retiraríamos al Ejército completamente a los cuarteles. Creo que sería irresponsable que eso sucediera”.

¿Qué se puede hacer ante estas declaraciones que retumban en la cabeza de muchos diputados que operan como un coro a la voz del Ejecutivo? Como oposición no puedes hacer mucho, tu voz está aplastada, tu credibilidad por los suelos, o si acaso serás reconocido por algunos cuantos. Sólo alguien dentro del propio movimiento se ha convertido en un megáfono de prudencia.

Tatiana Clouthier ha pedido detenerse en la revisión de la reforma propuesta por el Ejecutivo; coincide con el proyecto de López Obrador de la Guardia Nacional, pero pide revisar el MANDO de este nuevo cuerpo de seguridad, así me lo dijo en el noticiero matutino de W Radio, Así las Cosas: “El punto medular es quién será la cabeza, si nosotros tendremos un mando militar, o un mando mixto, o un mando civil, y un mando militar no puede estar al frente porque estaríamos cayendo en una situación que no queremos en este país (…) y también yo diría para qué necesitamos un secretario de Seguridad, si él no va mandar, entonces para qué, entonces sería importante preguntarnos para qué tenemos esta Secretaría, entonces quitémosla”. Así de claro. Su lucha no la ve como algo personal, considera que esto puede marcar un futuro militarizado en este país y esto no fue lo prometido en campaña.

La oposición se resguarda en esta declaración, tratan de abrir un poco más esta puerta. El diputado panista Raúl Gracia quiere agarrarse de este salvavidas y pide que “como coordinadora y vocera de la campaña que fue, tenga un rol mucho más protagónico que únicamente su voto”. Esta declaración pasa desapercibida. En realidad, Clouthier sabe que su voz es una más. Hace un par de semanas escribía en este espacio cómo los extremos en Morena se anulan, quedan a la par las voces de Salgado Macedonio y la de Tatiana Clouthier, porque a la gran mayoría del partido le son ajenas. Ojalá me equivoque con la de la coordinadora de campaña de AMLO y tenga eco. Al menos sabemos que dentro del partido del presidente caló; Yeidckol Polevnsky, dirigente nacional de Morena, la quiere anular, incluso excluir: “Creo que tendría que informarse un poquito mejor, pero además Tatiana no es de Morena. Creo que tendremos que pedirle a Tatiana y a todos los legisladores actuar con sensibilidad en temas de seguridad”.

Qué pasa cuando un salvavidas flota en una avasallante ola: aunque intenta tragarlo, permanece flotando. Ojalá no lo perdamos de vista.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.