Los niños
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los niños

COMPARTIR

···

Los niños

07/11/2019
Actualización 07/11/2019 - 10:25

Alejémonos de las declaraciones oficiales, ya hemos escuchado lo suficiente las contradicciones de Alfonso Durazo, las inconsistencias del presidente Andrés Manuel López Obrador y a los altos mandos de las fuerzas militares repetir cronologías que no tienen ningún sentido.

El lunes, en una carretera del norte del país, un grupo de criminales asesinó a seis niños y tres mujeres, hirió a otros seis, y después de leer las crónicas de los menores sobrevivientes es lo más parecido a un infierno, nada nuevo en realidad para este país. Desde hace al menos una década hay territorios donde desaparecen migrantes, entierran mujeres y disuelven cuerpos. El horror nos ha superado, la mirada más sorprendida es la de los extranjeros que habían visto esto sólo en las películas sangrientas con clasificación para adultos.

Dicho esto, detengámonos en el hecho, repito, seis niños asesinados y otros seis heridos; tampoco esto es algo extraordinario, tristemente. Juan Martín Pérez García, director de la Red por los Derechos de la Infancia (REDIM), en el programa La Nota Dura de El Financiero Bloomberg, nos da un dato demoledor: un total de 796 niños y adolescentes fueron asesinados de enero a septiembre de 2019. “Cada día asesinan a tres, cuatro en total impunidad. Sólo de enero a septiembre de este 2019, 796 niños, niñas y adolescentes asesinados, de los cuales, 653 son varones y 143 mujeres”. Ya no son una casualidad, ya no son daños colaterales, REDIM ha documentado que los niños se han convertido en blancos específicos del crimen organizado, van sobre ellos, a veces para mostrar poder en el territorio o para sembrar miedo entre bandas rivales. Los más inocentes ya no son víctimas de fuego cruzado, vivimos en un país en el que la vida de los niños vale lo que un ajuste de cuentas, una venganza llevada a la crueldad más vil.

Los cinco estados más peligrosos para los niños: Guanajuato, con 98 niños asesinados en lo que va de 2019; Estado de México, con 87; Chihuahua, con 60; Baja California, con 50; y Jalisco, con 48. Ahí el top 5 de estados con niñas, niños y adolescentes víctimas de homicidio doloso en una medición entre enero y septiembre del año en curso. Es cierto que responde a una inercia violenta que arrastramos de años atrás, pero no deja de ser una tragedia que no parece frenarse o al menos estar en la agenda del gobierno.

Pérez García va más allá respecto a la línea de investigación del gobierno sobre una posible “confusión” por parte del crimen organizado, él no cree en esta hipótesis: “te puedo asegurar que todo es una mentira de las que ya hemos escuchado, no hay lógica de confusión, son mujeres y niños, claramente se ve […] Los testimonios de los niños sobrevivientes refieren que una de las mujeres salió con las manos levantadas y literalmente entregó su vida. Fueron atacados, fueron cazados”, agregó el director de REDIM.

Lleva meses la consigna en redes sociales de #ConLosNiñosNo, ojalá la abrace el gobierno federal como un llamado urgente que se debe asumir como una tragedia humanitaria. Cuando leemos que cuatro niños son asesinados al día en nuestro país, las polémicas de bots, de grillas políticas y de ocurrencias presidenciales parecen parte de un show mediático que se niega a ver la herida profunda de una generación que están matando.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.