Feminicidios
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Feminicidios

COMPARTIR

···
menu-trigger

Feminicidios

23/01/2019
Actualización 23/01/2019 - 10:12

No recuerdo otro diario que haya puesto la nota en sus páginas. Lo hizo El Financiero ayer en interiores, en la página 46, y es necesario traerlo a la conversación nacional otra vez, no perder la tragedia de los feminicidios en una agenda voraz dictada cada mañana desde Palacio Nacional, donde definitivamente no caben todos los temas. La nota es preocupante: Feminicidios se duplicaron en los últimos cuatro años, la firma el periodista David Saúl Vela: “Los feminicidios en México se duplicaron entre 2015 y 2018, al pasar de 407 a 834 casos, revelan las más recientes cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. De acuerdo con los datos difundidos el domingo por el organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación, en esos cuatro años hubo en el país 2 mil 560 feminicidios”.

Mientras esto se da a conocer, los medios inundan sus portales con el seguimiento de una declaración desafortunada, la de la diputada morenista por Veracruz, Ana Miriam Ferráez Centeno: “Las mujeres tenemos que cuidarnos y estar todas protegidas, tomar medidas, ser más conscientes de que estamos en riesgo, de que salir a la calle es delicado… un toque de queda para que las mujeres no salgan después de las 10 de la noche”. Nada que agregar, tardó 24 horas en pedir perdón y en retractarse de su torpe iniciativa.

¿Pero, por qué los feminicidios se duplicaron? ¿Qué está fallando en la implementación de la alerta de género? ¿Por qué falla el gobierno en proteger a las mujeres? Gran parte de las respuestas a estas preguntas las contestó el reportaje de la periodista Marcela Nochebuena, publicado esta semana en el medio digital Ruido en la Red. En él, la periodista hace un análisis detallado de cómo los estados han fracasado en la implementación de la alerta de género, en cómo, aunque en 27 estados se han invertido 4 mil 169 millones de pesos no han logrado reducir la violencia contra las mujeres porque no se han destinado en protocolos de protección ni en la implementación real de programas de prevención y atención en violencia contra la mujer, Nochebuena apunta: “no hay mecanismos de evaluación serios, donde los gobiernos por los recursos que se gastan en materia de violencia, rindan cuentas de cómo eso está mejorando, el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia. El problema que ha habido es que no hay una fiscalización del dinero”.

Los ejemplos de dispendio irregular son terribles:

•En la Ciudad de México, de 32.5 mdp que se han invertido en el proceso, la Secretaría de Gobierno gastó el 60 por ciento en una consultoría administrativa para desarrollar un programa de contenido emocional y un servicio de creatividad para publicidad.

•En el Estado de México, de casi 61 millones destinados a la alerta de género, el 40 por ciento no se ha ejercido y la autoridad estatal planea invertirlo en 11 camionetas.

•En Michoacán, de un total de más 754 millones ejercidos, el estado reparó el daño de tres víctimas con sólo 3 mil 558 pesos.

•En Nuevo León, la mayor parte de los 146 millones reportados son sueldos y gasto corriente del Instituto Estatal de la Mujer, recursos que se habrían invertido con o sin el presupuesto de la alerta.

Sólo algunos ejemplos de planes fallidos, de una alerta que no se fiscaliza y que se está convirtiendo en un bono de regalo para estados a los que no les preocupa la vida de las mujeres. No podemos perder los feminicidios de la agenda, debemos exigir al nuevo gobierno acciones y a los estados un seguimiento puntual de cada peso, no basta con lamentos ni enérgicas condenas, nada nos indica que vamos en el camino correcto contra la violencia a la mujer y eso es una emergencia nacional.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.