La Nota Dura

El regreso a la escuela

Esteban Moctezuma, secretario de Educación, prevé que el 1 de junio no habrá regreso a clases.

El aula está en el aire. Estamos a 10 días de que se levante la Jornada de Sana Distancia en todo el país y aún no hay lineamientos, protocolos ni posicionamiento claros por parte de la Secretaría de Educación Pública, de lo que va a pasar con los millones de estudiantes en México. Ayer por la mañana en el programa Así las Cosas entrevistamos al secretario de Educación, Esteban Moctezuma, y dio algunos adelantos de lo que están preparando para la reactivación escolar en nuestro país. El contexto de alerta que rodea estos lineamientos para la 'nueva normalidad' no es menor: hasta el momento 24 gobiernos estatales han señalado que NO regresarán de manera presencial a terminar el curso escolar –este año concluía el curso el lunes 6 de julio, de acuerdo con el calendario oficial–, e incluso algunos ponen sobre la mesa el regresar de manera presencial hasta enero o febrero de 2021, como lo señaló el propio gobernador de Baja California, Jaime Bonilla. Dicho esto, es importante rescatar las declaraciones del secretario para tener pistas de lo que preocupa a padres, familiares, tutores, docentes y estudiantes.

• "No podemos hablar de fechas sino más bien de procesos, y lo que tenemos pensado es que el ciclo escolar 19-20 debe de ser cerrado con unas semanas presenciales donde podamos evaluar a los alumnos, pero NO como concepto de EXÁMENES, sino evaluar como concepto de ver en qué nivel de conocimiento están, para que de manera personalizada maestras y maestros puedan seguir ayudando a los niños que tengan rezago a ponerse al día, una evaluación diagnóstica".

• "¿Por qué no cerrar (el ciclo escolar) en línea? No podemos cerrarlo por dos razones: por un factor social, de equidad, no tenemos a todos los alumnos y alumnas en línea, entonces cerrar el ciclo en línea es dejar fuera del proceso de aprendizaje a todos los que no estuvieron".

• "No hay prisa de cerrar el curso. Si la epidemia continúa, lo que vamos a hacer es recorrer el calendario escolar y entonces el siguiente ciclo escolar empezaría un poco más tarde (…) se puede recorrer lo que sea necesario".

• "Nosotros como autoridad federal tenemos la facultad de hacer el calendario escolar y los estados tienen que cumplir con los días de estudio que marca el calendario; esto quiere decir que, si un estado, por razones locales, lo modifica, nos avisa y no hay ningún problema de que lo modifique, siempre y cuando cumpla con los días efectivos de clase (…). Sí puede hacer cada gobierno modificaciones al calendario escolar en coordinación con nosotros".

• "Lo que vamos a hacer al regresar será una semana de trabajo socioemocional. Las niñas, los niños y adolescentes van a tener que expresar lo que vivieron, lo que sintieron. Quienes tengan su carpeta de experiencia, van a poder compartirla y va a ser una semana atípica porque le vamos a dar más la voz a los estudiantes que darle instrucciones".

• "En el último análisis que tuve con la Secretaría de Salud y de la curva de todos los estados, porque además es otra modalidad que nos está imponiendo esta crisis, el Sistema Educativo Nacional NO va a dar indicaciones nacionales respecto al regreso a clases, sino estatales, entonces van a regresar unos estados antes que otro y, por lo que vi yo, y aunque todavía no es seguro, yo me atrevo a adelantar que el 1 de junio todavía NO habrá apertura".

Se cancelan las evaluaciones de fin de curso; se tratará de regresar de manera presencial antes del 6 de julio, al menos tres semanas; puede llegarse a retrasar el inicio del próximo ciclo escolar si se extiende el actual; los gobiernos estatales tendrán la última palabra, pero bajo supervisión federal; no regresarán a clases el 1 de junio. Ahí están algunas de las ideas que se publicarán en breve desde la SEP. Así están las preocupaciones y planteamientos del secretario en una situación que obliga certidumbre en tiempos donde vemos autoridades que se enredan entre semáforos y una pandemia impredecible.

COLUMNAS ANTERIORES

‘La vocera’
¿Dejó de confiar?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.