menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El foro de Miriam

COMPARTIR

···
menu-trigger

El foro de Miriam

15/10/2018
Actualización 15/10/2018 - 9:40
columnista
Javier Risco
La Nota Dura

La primera columna que escribí en este diario se tituló “Miriam y el olvido”, lo hice días después del asesinato de la activista Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez, mujer incansable convertida en una de las historias más trágicas de este sexenio. La última parte de su vida fue un infierno que recorrió con la frente en alto, sola, con sus fuerzas y con todas las autoridades en contra –porque en este país el manual introductorio a la impunidad lo encuentras en el Ministerio Público. En 2012, un grupo delincuencial secuestró a Karen Alejandra Salinas Rodríguez, hija de Miriam. Nunca se detuvo, dos años después gastó todos sus recursos, olvidó su vida y con noches en vela ella dio con el paradero del cuerpo de su hija en una fosa clandestina, no sólo eso, tras su investigación entregó información para la captura de los responsables. Ahí comenzaron las amenazas, todos levantaron la voz, todos lo advirtieron, las autoridades la dejaron morir, así consignaban algunos medios su asesinato en mayo de 2017: “La representante del Colectivo de desaparecidos en San Fernando, Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez, fue asesinada por un grupo de hombres armados la noche de este miércoles 10 de mayo. La Comunidad Ciudadana en Búsqueda de Desaparecidos de Tamaulipas condenó la ejecución de la líder del movimiento en el valle sanfernandense.

“De acuerdo con el comunicado de la Comunidad, la noche de este miércoles 10 de mayo, un grupo de hombres armados acudió a la casa de Miriam Elizabeth, ubicada en el municipio San Fernando, estado de Tamaulipas, y le disparó.

“La activista murió cuando era trasladada al hospital de San Fernando”.

Hoy, año y medio después, en Tamaulipas la recuerda el colectivo de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas, con la organización del foro “Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez”. Afortunadamente no la ha alcanzado el olvido. El eslogan del foro es “Ni perdón ni olvido… ¡Justicia!” y se realizará en las instalaciones de la Universidad del Norte de Tamaulipas a partir de las 9:00 de la mañana; paralelo a este encuentro, en el Polyforum de Ciudad Victoria, estará el equipo del presidente electo con familiares de desaparecidos. No se trata de un enfrentamiento, pero sí de la respuesta de las víctimas de Tamaulipas al gobierno en transición, antes del perdón… Justicia, partir de ahí.

Aunque se ha confirmado la presencia de Alfonso Durazo, próximo secretario de Seguridad Pública en el foro “Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez”, el colectivo decidió no ser parte de un encuentro que hace una semana había sido cancelado.

La historia de Miriam es dolorosa y queda como una muestra de lo que fuimos o de lo que somos, perdón, aún no podemos hablar en pasado, ¿qué fue de sus asesinos? Según autoridades locales uno fue abatido en un enfrentamiento en octubre de 2017 ¿Hay más que la querían muerta? Seguro que sí, ellos siguen bajo el manto de la impunidad, las autoridades no se pueden dar el lujo de investigar UN asesinato en un estado en el que cada año llegan a una cifra récord.

En las últimas dos semanas el gobierno en transición ha mostrado falta de organización en los foros de pacificación, han dado discursos contradictorios, y no se ve una coordinación entre el equipo de Alfonso Durazo y el de Alejandro Encinas, próximo subsecretario de Gobernación, cada uno se mueve en caminos distintos. En tanto Loretta Ortiz, coordinadora nacional de la Consulta para la Pacificación y Reconciliación, anuncia la presentación de iniciativas de ley el próximo 24 de octubre. Los días pasan y ellos han prometido un proyecto de nación para el 1 de diciembre, ojalá llegue la coordinación, los esfuerzos se junten y respondan a las víctimas porque no son capaces de aguantar otro sexenio en la sombra y en la indiferencia. Después de estos 10 años tenemos foros de sobra para nunca olvidar a las víctimas de este país, ojalá pronto lleguen los foros de justicia, los foros con respuestas.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.