Robots más potentes, ¡pero humanos más importantes!
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Robots más potentes, ¡pero humanos más importantes!

COMPARTIR

···
menu-trigger

Robots más potentes, ¡pero humanos más importantes!

15/11/2019

Si bien hemos dicho en esta columna que la Inteligencia Artificial (IA) no reemplazará muchas de las habilidades necesarias para los trabajos del futuro, es importante resaltar que sí actuará como un integrador de habilidades. Harán, pues, que en el futuro la fluidez digital sea tan importante como la alfabetización y la capacidad de cálculo.

Recientemente presenté ante miembros del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas varias ideas y ejemplos de cómo es que la automatización no acabará con los trabajos, sino que los hará más eficientes. Subrayé los roles en este engranaje laboral que tenemos en México, con base en el World Economic Forum. Actividades como el de los directivos y ejecutivos de empresas, gerentes de operaciones, desarrolladores y analistas de software, así como científicos y analistas de datos, según los pronósticos, seguirán teniendo un papel preponderante hacia el futuro.

Resalté también los nuevos roles laborales a los que desde ahora hay que seguir de cerca. Estoy hablando de los científicos, analistas de datos, especialistas en IA y lenguaje de máquina, especialistas de big data, expertos en transformación digital, y claro, un excelente y capacitado equipo de mercadotecnia.

A medida que se afianza la era de la automatización, tanto los jóvenes que ingresan al mercado laboral, como los que ya están establecidos en sus carreras, están preocupados. Si bien los robots serán cada vez más potentes, los humanos serán más importantes.

La fuerza laboral en la próxima década necesitará una base de habilidades y roles diferentes en lugar de una sola carrera. Necesitarán una cartera de habilidades humanas como el pensamiento crítico, la percepción social y la resolución de problemas complejos para seguir siendo competitivos.

La fluidez digital será esencial para los nuevos trabajos. Esto no significa que todos necesitemos codificar como un programador de Apple. Es esencial comprender cómo interactuar con las computadoras, los teléfonos inteligentes, redes sociales y todo lo que viene después. Llegaremos a pensar en la alfabetización digital como lo hacemos en la alfabetización regular: un requisito previo para casi cualquier trabajo.

Desde el punto de vista del empresario se preguntarán: ¿y cómo puedo conseguir a estos  trabajadores con el ‘chip’ ya integrado? No sólo tendremos acceso a candidatos de forma online, también podremos filtrar qué talento es el que necesitamos. Pero también dentro de la compañía nos va a permitir una rápida gestión de talento.

Así que, como se ve, la IA está lejos de reemplazar a los humanos, pero es claro que los humanos no se pueden dormir en sus laureles, la clave estará en la preparación que se tenga para coexistir con los robots.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.