menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

IA en México, percepción

COMPARTIR

···
menu-trigger

IA en México, percepción

26/10/2018

Esta semana se presentó el estudio Madurez en el Mercado de la Inteligencia Artificial en México, que realizamos en Metrics, de la mano de El Financiero, Coparmex, el Aspen Institute y el Egade, donde nos dimos a la tarea de analizar cómo se encuentra nuestro país en la industria de la IA.

La Inteligencia Artificial nació desde la era de oro del cine con la ciencia ficción, pero Alan Turing nos dio un aterrizaje forzoso cuando aseguró que las máquinas pueden ser inteligentes. Desde esa época hemos evolucionado en capacidad computacional, almacenamiento, procesamiento, diseño de algoritmos, automatización de procesos, análisis de big data, hasta llegar a los agentes avanzados, la identificación de patrones y la automatización inteligente. Seguimos avanzando.

Uno de los temas que analizamos para establecer la madurez en México de este tema fue precisamente, el de la percepción del mercado en los medios digitales y se compararon con los patrones de comportamiento del mundo en general y, de Latinoamérica y Asia en particular.

Aunque el tema no es nuevo creció mundialmente desde 2016, mientras países de Asia se concentran en búsquedas específicas como aprendizaje automático o profundo, en México estamos todavía en la superficie, nuestro interés está centrado en el concepto general de Inteligencia Artificial, principalmente relacionado a noticias y aplicaciones.

Encontramos también que, la percepción en general es negativa porque está asociada más a los riesgos potenciales de la tecnología, - como el reemplazo de los trabajos- que a los beneficios. Inmadurez tecnológica, suponemos.

Así mismo, existe una generalización del término “robot” asociado a la Inteligencia Artificial, usan el término indiscriminadamente, sea un chatbots, un asistente virtual o hasta un humanoide; y aunque la discusión es implícita, no encontramos un contraste de opiniones que abarquen la ética o educación relacionada con estas implementaciones.

El estudio de madurez, nos indica que el mercado mexicano es incipiente. Aunque Latinoamérica no es la excepción, en Argentina y Colombia, los avances van con pasos visiblemente agigantados frente a los que tenemos en México, estamos muy lejos con países como Japón, Singapur e India.

Hay potencial en nuestro país, pero falta mucha maduración que vendrá acompañada de proyectos exitosos y evidentes, que podremos poner en marcha con una suerte de evangelización en el mercado, para que este empiece a dar frutos visibles.

De una cosa debemos estar conscientes y es de que la IA está ya en todo lo que nos rodea y México debe ser punta de lanza en el continente, al menos en la percepción.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.