Javier Murillo

Acuerdo mundial sobre ética de la inteligencia artificial

El 4 de julio, el Aspen Institute México organizará un webinar sobre Ética e Inteligencia Artificial, en el que participará Gabriela Ramos, promotora de la primera norma mundial sobre el tema.

El próximo 4 de julio, el Aspen Institute México organizará un webinar sobre Ética e Inteligencia Artificial, en el que participará Gabriela Ramos, promotora de la iniciativa de la primera norma mundial sobre la ética de la inteligencia artificial, adoptada por los Estados miembros de la UNESCO en la Conferencia General.

Es un hecho que no existe más que un mundo fuera de línea y otro digital o en línea. Desde que iniciaron las redes sociales y se generalizó el uso de los llamados teléfonos inteligentes conectados a internet, el mundo digital se ha convertido progresivamente en la parte más importante de nuestra vida, hasta el punto en el que nos encontramos ahora: ya no podemos imaginar un mundo sin estar conectados a internet.

“En 2018, Audrey Azoulay, directora general de la UNESCO, lanzó un ambicioso proyecto: dar al mundo un marco ético para el uso de la inteligencia artificial. Tres años después, gracias a la movilización de cientos de expertos de todo el mundo y a intensas negociaciones internacionales, los 193 Estados miembros de la UNESCO acaban de adoptar oficialmente este marco ético”.

La recomendación de la UNESCO incluye estos puntos: protección de datos, prohibición de marcadores sociales y la vigilancia masiva, ayudar a supervisar y evaluar, así como la protección del medioambiente.

Todos aquellos que estamos conectados, estamos expuestos, y de una forma u otra, hemos sido presa de algún tipo de abuso de nuestros datos personales, aún sin saberlo. El problema inicia desde el desconocimiento de los ciudadanos sobre sus derechos y las obligaciones de las empresas, en lo que se refiere a la protección de datos.

En cierta forma todos somos presa de la cultura del like, que nos expone a la expectación constante de causar reacción en el mayor número de ‘amigos’ o ‘seguidores’ con los que nos conectamos. Aún sabiendo que, en buena medida, el resultado de las reacciones que causamos es manipulado por algoritmos habilitados con inteligencia artificial.

La mejor forma de evaluar el resultado de la implementación de tecnologías de inteligencia artificial no se mide en función del número de tareas que se pueden automatizar, sino en el impacto que éstas causan en el bienestar de las personas. La misión de las herramientas de inteligencia artificial debe ser la de habilitar al ser humano y no limitarlo.

Estamos al alba de convertirnos en una raza interplanetaria, sin embargo, la Tierra sigue siendo nuestra única opción viable para mantener la supervivencia masiva de nuestra especie, por lo que una de las principales misiones de la inteligencia artificial tendría que ser la de ayudarnos a combatir el cambio climático y a gestionar los recursos naturales para mantener segura a la raza humana.

Estos son algunos de los temas que trataremos en el webinar, así es que nos vemos el 4 de julio.

COLUMNAS ANTERIORES

Con el uso viene el abuso y con el abuso, el ilícito
¿Google creó el primer robot con conciencia?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.