Venezuela libre
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Venezuela libre

COMPARTIR

···
menu-trigger

Venezuela libre

29/01/2019

1. Nada está escrito. El desenlace del enfrentamiento en Venezuela dependerá de lo que ocurra en los próximos días o semanas. Sin embargo, hay cuatro factores que están presentes por primera vez: a) un liderazgo único de la oposición; b) una dimensión legal del mismo, toda vez que Juan Guaidó se asume como un presidente interino que debe convocar nuevas elecciones; c) una movilización popular superior a todas las anteriores; d) el aislamiento de Maduro y el apoyo indiscutido al movimiento opositor de los principales países latinoamericanos, Estados Unidos, Canadá y la presión de la Unión Europea para que se celebren elecciones inmediatamente. Ese coctel hace que la caída de la dictadura esté más cerca que nunca, aunque no se puedan adelantar vísperas.

2. Ante todo lo anterior, a lo que se suma la brutalidad con que el régimen de Maduro está reprimiendo la insurgencia ciudadana, el gobierno mexicano ha asumido una posición de 'neutralidad', simple y llanamente lamentable. Primero, porque se ha aislado del mundo occidental. Segundo, porque se ha sumado implícitamente al pelotón que apoya a Maduro, integrado por países autoritarios: Cuba, Bolivia, Rusia, China y Turquía. Y, tercero, porque las escenas de la represión son cada vez más violentas y resulta grotesco que se invoque una especie de neutralidad.

3. A partir de este escenario y de los costos políticos y diplomáticos que tendrá para el gobierno de AMLO, hay quien espera que se imponga la sensatez y que en un acto racional y pragmático el presidente de la República decida corregir el rumbo. Pero la posibilidad de que esto ocurra es muy remota, por no decir nula.

4. AMLO ha invocado la doctrina Estrada para mantener el reconocimiento del gobierno de Maduro. Pero el principio de no intervención se ha interpretado de distintas maneras a lo largo de la historia: Cárdenas condenó el ataque a la República Española y abrió las puertas a cientos de exiliados. Echeverría repudió el golpe de Estado en Chile y, como Cárdenas, dio asilo a los perseguidos políticos.

5. La neutralidad, que no es tal, asumida por AMLO, tiene otras razones que no están inscritas en el principio de no intervención. Como muchos en la izquierda, asume que las dictaduras no se pueden condenar tajante e indiscriminadamente. No es lo mismo, según esa visión, Fidel Castro que Pinochet. El primero es un líder histórico revolucionario que supo defender la soberanía nacional y el segundo es un general neoliberal y conservador. Imposible obviar, por lo tanto, las raíces de Maduro en el movimiento chavista y en la defensa del socialismo del siglo XXI.

6. Otra arista de esa convicción ideológica es la existencia de una corriente –en Morena– de clara filiación madurista. Los nombres son conocidos: Yeidckol, Ackerman, Padierna, Díaz Polanco, Noroña. Para todos ellos lo que está ocurriendo en Venezuela no es un movimiento popular contra la dictadura, sino una conspiración imperialista –dirigida por la CIA– para acabar con un régimen popular y revolucionario. Por eso AMLO no dará un paso en sentido contrario.

7. Las convicciones y las creencias de la izquierda son refractarias a los hechos y los argumentos. Pinochet gobernó por un periodo de 17 años, dejó el poder después de someterse a un plebiscito, y Chile es hoy una democracia con el mayor grado de desarrollo económico-social en Latinoamérica. Fidel Castro creó un régimen totalitario, que persiste a la fecha (60 años). Los cubanos padecen escasez y racionamientos, no hay libertad de expresión ni elecciones libres. Pregunta: ¿Cuál de las dos dictaduras ha sido más dañina para su pueblo, la de Castro o la de Pinochet?

8. Termino con una reflexión. El socialismo del siglo XXI, por donde quiera que se le vea, es un estruendoso fracaso: quebrar y sumir en la miseria al país que tiene las mayores reservas de petróleo del mundo se dice fácil, pero es un desastre imposible de superar; la brutalidad y corrupción del régimen de Maduro han sido la música de acompañamiento de ese naufragio.

9. Es por eso que la celebración de elecciones libres en Venezuela es vital para América Latina y particularmente para México. El retroceso y la barbarie que están viviendo los venezolanos no se debe repetir nunca más en ninguna parte. Venezuela libre, valladar contra el autoritarismo.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.