Isabel Cruz

FIDEICOMISOS: ¿Qué se pierde con el FONDO de la FND?

Entre los argumentos, se dice que los Fideicomisos son opacos y se prestan a discrecionalidad y corrupción.

Con la desaparición del FONDO de la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero (FND), se reducirá el 40% del patrimonio, con lo que se daría la estocada mortal para la única banca de desarrollo que tiene un mandato legal para dar crédito a los campesinos. Nunca fue una institución modelo, pero una institución de Estado, puede ser reformada y reorientada.

El denominado FONDO no es un fideicomiso como se argumenta al incluirlo en la lista de los 109 fideicomisos por extinguir. Es el aporte PATRIMONIAL, que por Ley le dotó el Gobierno Federal a la FND en 2002, con el objetivo de operar y otorgar préstamos a los productores agropecuarios. Al parecer se denominó Fondo en la ley para dar visibilidad a los posibles quebrantos de una banca con uso político. El hecho es que no es Fideicomiso, tampoco es un dinero para uso discrecional pero dar esa denominación definió la sentencia de muerte . Qué tan bien o tan mal ha cumplido su función es un tema de escrutinio público muy diferente a eliminar su patrimonio.

Un Fideicomiso es un contrato simple para administrar dinero, celebrado entre una institución o persona (Fideicomitente) con un Banco público o privado (Fiduciario) para lograr un objetivo apoyando a beneficiarios (fideicomitidos). Es una estructura de tres actores: Fideicomitentes y Fideicomitidos administrados por un Fiduciario. El contrato se extingue una vez conseguido el objetivo o cuando los recursos se terminan.

El caso del FONDO de la FND no es un Fideicomiso, es un mandato de LEY (Ley Orgánica de la FND, Arts 22,33 y 44), el Patrimonio aportado para constituir la financiera y para que cumpla su objeto, que es dar préstamos recuperables. Si una empresa pierde o disminuye su patrimonio, no puede cumplir su función y queda como esqueleto muerto en vida.

Entre los argumentos, se dice que los Fideicomisos son opacos y se prestan a discrecionalidad y corrupción. Es muy probable que sea verdad, pero no lo es en el caso del FONDO. Este patrimonio fundacional rinde cuentas cada mes, sus datos son públicos junto a su evolución financiera (Indicadores financieros de la Banca de Desarrollo de la CNBV). Además, la SHCP, BANXICO y SAGARPA (Hoy SADER) participan un mínimo de seis veces y hasta 12 veces al año en Sesiones de Consejo de Administración, donde ven las cifras y la evolución del uso de los recursos patrimoniales, ingresos, egresos, inversiones, cumplimiento del objeto social, etc. Así que el FONDO tiene un control del más alto nivel y especialización en la Administración pública. Algo que no es el caso en la mayoría de los fideicomisos por extinguir.

El FONDO mencionado en la iniciativa que discuten los Diputados tiene un monto de $12,563 millones de pesos, es el patrimonio fundacional que sirve para otorgar créditos por parte de la FND. Al retirarle ese monto, el PATRIMONIO se reduce en 40% (al pasar de 31,937 a 19,083 millones de pesos ) lo que la debilita extremadamente. Preguntemos a cualquier banco privado qué pasaría si le quitaran a sus accionistas el 40% de su capital.

Para minimizar las protestas de la opinión pública por la extinción de los fideicomisos, el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, dijo que no se dejará de apoyar los distintos objetivos, sino que ahora serán apoyos directos, más rápidos. Si eso fuera cierto en el PEF 2021 habría presupuesto asignado. No hay un solo peso contemplado, como no lo hubo en el PEF 2020.

Lo inquietante de incluir el FONDO en la lista de Fideicomisos es que estarían matando una institución y una herramienta de desarrollo para el Campo, sin proponer alternativa. Ha sido tan errática la política para la Banca de Desarrollo que en la Cámara de Diputados está todavía sin dictamen la iniciativa del Dip. Mario Delgado para transformar la Financiera a Banco FINAGRO, y ahora le quitan el patrimonio que necesitaría para tal fin. La FND era una institución que daba créditos al campo; en medio de la pandemia y la crisis económica se requiere aumentar el crédito a las actividades primarias para producir alimentos. En forma contradictoria, se quita dinero al crédito pero se asignan 10,800 mdp para construir 2,700 sucursales del Banco Bienestar. Con qué dinero se operarán esas sucursales? ¿Cuál es el dinero que se prestará en ese banco que aún no logra funcionar como banco, si a la financiera que ya funciona se le quita el patrimonio?

COLUMNAS ANTERIORES

Kamala Harris y AMLO: el diálogo posible sobre migración y desarrollo local
Fincomunidad: Finanzas éticas para el desarrollo comunitario

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.