Isabel Cruz

Banca de Desarrollo para el Campo, rescatar el Bosque no solo los arbolitos

El financiamiento al Campo de la Banca de Desarrollo asciende a 274 mil millones de pesos (Fira 220 mil y FND 54 mil) pero sólo una tercera parte de ese dinero se destina a la actividad primaria.

Esta semana, al analizar y votar el dictamen para la extinción de los 109 Fideicomisos y fondos cuyo dinero deberá ser devuelto a la Tesorería de la Federación, los Senadores de la República deberían reflexionar en forma más amplia las afectaciones para el Campo. Mirar el bosque y no sólo los arbolitos. El árbol visible en la coyuntura política es el FONDO patrimonial de la FND, el bosque es la Banca de Desarrollo para el campo y la cooptación del financiamiento público por grupos empresariales.

Tanto el dinero depositado en los fideicomisos FIRA administrados por BANXICO, como el FONDO patrimonial de la FND son Banca de Desarrollo, dinero público de los mexicanos destinados al campo. Ver solo la FND sin FIRA es mantener intocados los privilegios financieros.

El financiamiento al Campo de la Banca de Desarrollo asciende a 274 mil millones de pesos (Fira 220 mil y FND 54 mil) pero sólo una tercera parte de ese dinero se destina a la actividad primaria en beneficio de tan sólo 120 mil productores (FIRA 80 mil millones y FND 30-40 mil) en créditos directos y a través de intermediarios financieros privados. Los dos tercios restantes se destinan a la agroindustria y a la comercialización a través de agroempresas y comercializadoras – exportadoras, que por ser exitosas podrían ser financiadas por los bancos comerciales, una parte también financia actividades de comercio y servicios urbanos bajo el pretexto de una sesgada definición de "ruralidad".

La extinción del FONDO patrimonial de la Financiera Nacional de Desarrollo (FND) aprobada hace unos días por los Diputados reducirá (en 12.5 mil mpd) 40% el patrimonio de la FND. Esta reducción patrimonial junto a la cartera vencida actual (9.8 mil mdp), merma (en 22.3 mil mdp) el patrimonio de 31.9 mil mdp de la FND. En resumen, la FND quedará con un patrimonio de 9.3 mil mdp para prestar y para endeudarse. Se habla de que la SHCP contempla autorizarle un aumento de endeudamiento para compensar el retiro del patrimonio. La autorización de deuda tendrían que pasar de 2 a 6 veces el patrimonio y con eso mantener apenas el nivel de financiamiento que tenía a junio del 2020.

Con la reducción patrimonial ¿Quiénes perderán acceso al crédito? Los Productores agrícolas de maíz, frijol, trigo que producen excedentes comercializables, de temporal tecnificado o riego para producción comercial de Sonora, Sinaloa, Jalisco, Nayarit, Chihuahua, Tamaulipas, Bajío y otras pequeñas regiones del país. Aquellos que generan fuerte demanda de insumos y producen para el mercado nacional. Este segmento de productores con 10, 15 y 20 hectáreas de temporal tecnificado y riego de pequeña y mediana escala, son fuertes generadores de empleos. Demandan entre 250 mil y 3.0 millones de pesos de crédito para el ciclo agrícola. Es el segmento de productores que ya se siente abandonado por la 4ª.T

Defender el FONDO de la FND es importante, pero sólo si se hace en el contexto de una estrategia mayor, la necesaria reforma a la Banca de Desarrollo (FIRA y FND), eliminar las rentas político-empresariales y el enfoque financista actual para que más productores tengan acceso al crédito. Los productores comerciales sí, pero también los pobres minifundistas con actividad económica. La mirada hacia el bosque debe preguntarse ¿Porque nuestra Banca de desarrollo solo financia a 2.4% de los productores rurales? ¿Por qué los campesinos pobres no tienen acceso ni al crédito ni a inclusión financiera? Cómo reorganizar la banca de desarrollo para atender a todos los productores?. Si las Agroempresas son las exitosas exportadoras de la Balanza Comercial Agropecuaria, porque siguen monopolizando el dinero público, pudiendo ir a la Banca Comercial, con tasas competitivas? ¿Qué impacto tiene para el desarrollo sostenible del Campo una Banca de Desarrollo cooptada? Abordar este enfoque desde el Senado es ganar para el Campo y para México.

La aparente exclusividad de los programas públicos en el segmento de la Base de la pirámide ha abonado posiciones racistas que menosprecian a los minifundistas del Sur y los califican de improductivos. La anunciada reorientación de la FND a la base de la pirámide, solo contribuirá a generar mayor encono. Pero es una trampa paternalista. Llevar a la FND a financiar al segmento minifundista poco desarrollado presagia un gran fracaso, no porque los campesinos pobres no paguen los créditos, al contrario. Ese giro puede esconder políticamente la reducción patrimonial que está por concretarse. Pero culpabilizar a los pobres de un nuevo déficit presupuestal.

COLUMNAS ANTERIORES

Kamala Harris y AMLO: el diálogo posible sobre migración y desarrollo local
Fincomunidad: Finanzas éticas para el desarrollo comunitario

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.