ConCiencia de Datos

¿Y cómo va el Congreso en las tendencias electorales?

Hasta el momento, las proyecciones apuntan a que la coalición Sigamos Haciendo Historia está en camino a dominar el Congreso en las próximas elecciones.

En nuestra discusión sobre el panorama actual de la contienda por la presidencia de la República, hasta ahora hemos observado que Claudia Sheinbaum no ha llegado a su límite de crecimiento; sigue avanzando en las preferencias electorales. Actualmente, los números se presentan de la siguiente manera: Claudia Sheinbaum lidera con un 63.4 por ciento de las preferencias; seguida por Xóchitl Gálvez, con un 28 por ciento, y Jorge Álvarez Máynez, con un 8.6 por ciento.

No obstante, se ha prestado poca atención a la configuración futura del Congreso, un aspecto crucial para el próximo periodo gubernamental. Según los datos de Metrics, presentados en el sitio Tendencias en redes sociales, bajo la sección Elecciones 2024 de este sitio web, las proyecciones actuales sugieren que la coalición Sigamos Haciendo Historia obtendría 294 escaños en la Cámara de Diputados. Por su parte, el Frente Amplio por México tendría 182, mientras que Movimiento Ciudadano se haría con 24 de los escaños.

Esto significa que, basándonos en las tendencias actuales, la llamada cuarta transformación estaría en camino de asegurar una mayoría simple en la Cámara de Diputados.

En conclusión, mientras la carrera presidencial capta la mayor parte de la atención pública, la composición del próximo Congreso es igualmente crucial. Un Congreso que respalde al Ejecutivo podría facilitar la implementación de reformas importantes, mientras que un Congreso dividido podría conducir a un estancamiento legislativo. Por lo tanto, entender estas dinámicas es fundamental para anticipar el futuro político y legislativo del país.

Ingrid Alvarez

Ingrid Álvarez Rivadeneyra

Socia y Directora en Metrics, consultora en Inteligencia y Comunicación Estratégica

COLUMNAS ANTERIORES

Se amplía la ventaja de Sheinbaum sobre Gálvez tras primer debate
Primer debate presidencial, ¿quién ganó?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.