ConCiencia de Datos

¿Qué tiene que ver el Super Bowl con la contienda electoral?

Los datos de Metrics indican que, entre ayer y hoy, surgieron 1.6 mil menciones relacionadas con Claudia Sheinbaum y el Super Bowl LVIII.

Ayer por la mañana, llegó a través de múltiples apps de mensajería instantánea (como WhatsApp y Telegram), una imagen tipo encuesta, con la pregunta: ¿Quién ganará el Super Bowl 2024? Y en ella se aprecia a Claudia Sheinbaum con un 100 por ciento, a los Jefes de Kansas City con un 60 por ciento y a los 49ers con un 20 por ciento.

Para quienes seguimos el proceso electoral, esta imagen no pasó inadvertida, revelando las estrategias digitales de las campañas electorales actuales. Con un matiz irónico y sarcástico, la imagen subraya la ventaja significativa de la candidata de Morena frente a sus competidores. Este contenido, que se presta tanto para el apoyo como para la crítica, circuló en redes sociales con comentarios burlones sobre la candidata y el Super Bowl. Sin embargo, en conversaciones privadas, la imagen se compartió positivamente, resaltando la posición dominante de Sheinbaum frente a Gálvez y Máynez.

Los datos de Metrics indican que, entre ayer y hoy, surgieron 1.6 mil menciones relacionadas con Sheinbaum y el Super Bowl LVIII, las cuales tuvieron un impacto de 1.5 millones de personas alcanzadas en redes sociales y un alcance de 350 mil personas en WhatsApp, mostrando cómo la imagen cruzó la barrera de lo público hacia lo privado, dirigida específicamente a aquellos interesados en el proceso electoral, y además logró captar la atención de aficionados al deporte. Este enfoque permitió conectar con segmentos del público a los que generalmente les es difícil llegar a los candidatos.

Este fenómeno destaca cómo los eventos, aun los aparentemente ajenos a la política, pueden ser estratégicamente aprovechados en beneficio de un candidato. No solo se capitalizó entre los 300 mil mensajes generados por el evento deportivo en México, sino que, a pesar de su potencial uso en contra, la imagen fue estratégicamente viralizada a favor de Sheinbaum justo antes del Super Bowl, aprovechando el momento óptimo para influir en la percepción pública y beneficiándose también de su ventaja, que según los datos de Metrics de esta semana, Claudia Sheinbaum cuenta con un 63 por ciento de preferencia electoral.

Ingrid Alvarez

Ingrid Álvarez Rivadeneyra

Socia y Directora en Metrics, consultora en Inteligencia y Comunicación Estratégica

COLUMNAS ANTERIORES

Cartelera electoral, entre la megamarcha y el registro de Sheinbaum
Interés electoral crece; Sheinbaum se mantiene y Máynez se rezaga

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.