Un éxito inusitado en Pachuca
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Un éxito inusitado en Pachuca

COMPARTIR

···

Un éxito inusitado en Pachuca

01/11/2019

Hace un par de semanas escribimos en este espacio sobre un evento importante del sector turístico que estaba a punto de ocurrir por primera vez: la evolución de la “Feria Nacional de Pueblos Mágicos”, a “Tianguis de Pueblos Mágicos”.

Este evento, que tuvo como sede Pachuca, fue organizado en un trabajo conjunto por el gobierno del Estado de Hidalgo, a través de su Secretaría de Turismo, y la misma dependencia, pero a nivel federal.

La feria fue inaugurada con una gran celebración el jueves 24 de octubre en el teatro Gota de Plata, que se localiza a un lado de la enorme losa pictórica de Byron Gálvez que, titulada: “Homenaje a la Mujer del Mundo”, se encuentra dentro del Parque David Ben Gurión y tiene una superficie de 32 mil metros cuadrados (400 metros de largo por 80 de ancho). Esta obra artística se divide en 16 módulos que contienen dos mil 80 figuras, para las cuales se necesitaron alrededor de siete millones de mosaicos de distintos tamaños y de 45 diferentes colores. Se trata de una enorme y colorida explanada a la cual la gente del lugar prefiere referirse a ella simplemente como el “pisal”, por aquello de que se trata de un mural, pero en el piso.

El teatro, que debe tener un aforo de alrededor de dos mil personas, se abarrotó y las butacas fueron insuficientes para albergar a toda la gente que quería presenciar la ceremonia de apertura del Tianguis. Lo cual resultó un tanto premonitorio de la que sucedería después.

Aunque los organizadores realizaron una intensa campaña de promoción invitando al público a asistir al evento, la duda no dejaba de revolotear sobre si no afectaría el hecho de que, en los mismos días, en la Ciudad de México se llevaría a cabo la carrera de Fórmula 1, espectáculo que es muy taquillero. Pero habría que esperar para saberlo.

El viernes 25 por la mañana se efectuó el corte de listón, ya en el Recinto Ferial, donde se desarrolló el encuentro, dando así el banderazo de salida para todos aquellos que quisieran ingresar, sin ningún costo, a probar comida típica de todo el país, ya que los 121 Pueblos Mágicos que hay se encuentran repartidos por todo el territorio nacional, y a admirar y adquirir artesanías también de todos los estados; así como para quienes, ya fueran vendedores o compradores, tuvieran citas de negocios, esencia de este Tianguis y motivo del cambio que no sólo fue de nombre, sino de concepto, porque se convirtió en un encuentro de negocios, principalmente.

Antes de que iniciara, las proyecciones de los organizadores calculaban que, del viernes 25 al domingo 27 —día que concluyó— habría una asistencia de cien mil personas, meta que elevaron a 120 mil durante los discursos de la inauguración; una derrama económica en la ciudad y sus alrededores de cien millones de pesos; y un fuerte impulso a la ocupación hotelera que la llevaría a niveles del 85 por ciento.

Sin embargo, desde la mañana del viernes la afluencia de visitantes fue tan nutrida y constante, que pronto emergió la idea de que todos los pronósticos serían superados.

Y así fue. A pesar de que la sede era el recinto donde cada año Pachuca celebra su Feria, a la cual acuden miles de ciudadanos de Hidalgo y los alrededores, el sitio —que es bastante grande— resultó apenas suficiente para dar cabida a los miles y miles de personas que todos los días llegaron para disfrutar del Tianguis en un paseo de pareja o familiar.

El domingo, alrededor de las 18:30 se llevó a cabo la ceremonia de clausura de este primer Tianguis de Pueblos Mágicos, para enseguida efectuar el cambio de estafeta, la que el secretario de Turismo de Hidalgo, Eduardo Baños Gómez, le entregó a su homólogo de San Luis Potosí, Arturo Esper Sulaimán, porque la segunda edición se realizará el próximo año en la capital de esa entidad.

Al mismo tiempo hicieron un corte de caja y aterrizaron estimaciones preliminares de los resultados, que fueron sorprendentes: la asistencia rebasó los 151 mil visitantes, la derrama alcanzó los 147 millones de pesos y la ocupación hotelera fue del cien por ciento.

También aportaron otros datos importantes: el Tianguis arrancó con mil 883 citas de negocios agendadas, cifra que al final fue de dos mil 789 citas; y el 94 por ciento de las negociaciones terminó con alguna compra. El volumen de transacciones se calcula en seis millones de pesos. Nada mal para una primera edición.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.