menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Seguridad sanitaria y flexibilidad con los clientes, claves en la recuperación del turismo

COMPARTIR

···
menu-trigger

Seguridad sanitaria y flexibilidad con los clientes, claves en la recuperación del turismo

13/11/2020
Actualización 13/11/2020 - 10:05

Las certificaciones de salud de los destinos sigue siendo uno de los puntos clave para la recuperación de la industria turística. Esta es la conclusión a la que llegó Travel Consul, como resultado de su segunda encuesta realizada para medir el impacto del Covid-19 en esta industria y su resiliencia a futuro.

Según explican ellos mismo, Travel Consul es una alianza internacional de marketing turístico integrada por 18 empresas de publicidad, medios, relaciones públicas y mercadotecnia, todas especializadas en viajes, repartidas en todos los continentes, y en septiembre pasado llevó a cabo esta encuesta global entre más de mil ejecutivos de operadoras turísticas y propietarios de agencias de viajes de veinte países, con la cual recabaron información relacionada con las certificaciones de salud, las preferencias de los viajeros y las reservaciones internacionales anticipadas.

Este estudio, en el cual en México participó Alchemia Communications Group, que lidera Lourdes Berho, sostiene que, con casi el sesenta por ciento de las menciones de los encuestados, la introducción de certificaciones de salud y seguridad es la acción más importante que las organizaciones que representan a los destinos pueden hacer para ayudar a los socios de distribución de viajes.

Asegura que cuando se les preguntó cuáles son las principales consideraciones del cliente al elegir un destino, la principal respuesta, con 74 por ciento, fue la certificación de seguridad y salud del sitio, seguida de la gestión realizada por el gobierno del destino ante la pandemia, así como el precio.

Pero como existen diferentes tipos de certificaciones, 38 por ciento se inclinó por la certificación del destino; 31 por ciento le da más importancia a la certificación internacional de viajes y turismo; 18 por ciento a la certificación internacional; y un diez por ciento a la certificación hotelera.

Añade que los clientes están mostrando un interés creciente por viajar solos, con 66 por ciento; 60 por ciento elegiría un hotel todo incluido; y en un porcentaje menos optarían por rentar algún departamento o casas vacacionales.

En cuanto a las tendencias actuales de los viajeros para animarse a vacacionar, 48 por ciento está esperando para decidir cuándo salir; en tanto que 21 por ciento están reservando un viaje internacional con menos de un mes de anticipación. De una manera más segmentada, sostiene que las reservaciones de última hora son cada vez más importantes para los viajeros europeos, con 35 por ciento; y, en contraste, 34 por ciento de los clientes de Estados Unidos reservan sus vacaciones con una anticipación de siete a doce meses.

Es sabido que en los últimos años algunas áreas de los servicios turísticos castigaban duramente a los clientes en sus políticas de cancelación. Por ejemplo, en muchos casos la multa por la cancelación o cambio de horario de un boleto de avión prácticamente equivalía a comprar uno nuevo, tal vez por esto sea que la encuesta de Travel Consul encontró que 45 por ciento de sus socios percibe que la modificación en estas prácticas y la flexibilidad que han adoptado durante la pandemia están teniendo un impacto positivo en sus negocios.

Para la realización de este tipo de encuestas, los operadores turísticos y las asociaciones de agencias de viajes se mantienen como la fuente de datos preferida durante la crisis, con 64 por ciento, seguidos de las oficinas de turismo de los destinos con 40 por ciento.

El estudio también destaca que en lo que se refiere a las actividades de marketing durante la recuperación, las redes sociales son claramente las ganadoras, ya que siete de cada diez encuestados afirmaron que el marketing social era su concepto principal. Las áreas digital y de ventas ocuparon el segundo y tercer lugar, respectivamente.

“Al igual que en la primera encuesta que realizamos, 70 por ciento de los entrevistados cree que modificar las políticas de cancelación o los términos y condiciones estarán entre sus principales compromisos en el presente año y en 2021. Sin embargo, la oferta de pólizas de seguros experimentó un aumento de 12 por ciento”, concluye el documento.

En resumen, con este estudio podemos ver que el acotamiento del riesgo de contagiarse en un destino sigue siendo fundamental en el viajero, además de que el Covid-19 no sólo ha modificado sus hábitos, sino también los de los prestadores de servicios turísticos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.