menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los primeros meses de la pandemia en el turismo

COMPARTIR

···
menu-trigger

Los primeros meses de la pandemia en el turismo

27/11/2020

El análisis denominado “Panorama de la Actividad Turística en México”, que cada cuatro meses publica el Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), acaba de cumplir su primera década de vida.

Su número uno, con el subtítulo permanente: “Información para la toma de decisiones de los empresarios”, salió en octubre de 2010 y el más reciente en el actual noviembre; en todos estos años, la elaboración de su contenido ha estado a cargo de Francisco Madrid Flores, un experto que fue subsecretario en la Secretaría de Turismo durante el sexenio de Vicente Fox y la mitad del de Felipe Calderón, y lleva ya más de diez años como funcionario y catedrático de la Universidad Anáhuac, con temas relacionados con el turismo.

El Panorama de este mes, que analiza el periodo que va de mayo a agosto de 2020, es el primero que le toca reflejar de lleno los estragos que la pandemia del Covid-19 ha causado en todo el mundo.

En su Resumen Ejecutivo, el documento número 31 advierte que esta pandemia no solamente ha supuesto una grave amenaza a la salud humana, sino que también traerá consigo una recesión económica profunda y de graves consecuencias que significará un deterioro en el bienestar de millones de familias a nivel global.

Sin escatimar en adjetivos hiperbólicos, porque el golpe de la pandemia sin duda los amerita, sostiene: “De igual forma, las restricciones a la movilidad humana como mecanismo de defensa ante la propagación del coronavirus han impactado profundamente sobre la esencia del turismo: la movilidad de las personas; de aquí que los daños a la actividad sean descomunales y luego de tenerse resultados desastrosos en el periodo de Semana Santa y Pascua –que este año se registraron en abril--, la lenta recuperación del verano no es suficiente para compensar la desmesurada caída”.

Y le bastan dos párrafos muy concretos para describir el escenario internacional, al señalar que, de acuerdo con el más reciente Barómetro de la Organización Mundial del Turismo (OMT), la contracción en la cantidad de llegadas de turistas internacionales (los que viajan de un país a otro), al mes de agosto pasado fue de 70.1 por ciento, y se espera que el presente año termine con una proporción similar en este rubro.

Además, la reducción en los gastos, de acuerdo con estos escenarios, se sitúa por arriba de los mil millones de dólares; en tanto que se estima que entre cien y 120 millones de empleos están en riesgo de perderse.

La alteración que la pandemia producirá en las estadísticas, seguramente hará que en el futuro el año 2020 no pueda ser punto de referencia ni comparativo frente a otros años, por ser completamente atípico, pero aun así habrá números que registrar. Y en este contexto las noticias para México no son tan malas al mirar el papel que está jugando en el concierto internacional.

Al respecto, la publicación del CNET anticipa que, a pesar de la magnitud de las afectaciones, nuestro país se mantendrá dentro de las diez naciones más visitadas, porque la importante composición en el total de turistas fronterizos –segmento relativamente menos lastimado--, hace visualizar una afectación menor que la del resto de los países que forman parte de la lista de los principales destinos del mundo.

Otro dato positivo, dentro de lo negro del escenario mundial, que rescata este informe cuatrimestral, es que, no obstante que las afectaciones al turismo nacional son claramente perceptibles desde finales de abril, en los primeros ocho meses de 2020 la Balanza Turística (lo que gastan los extranjeros en México vs. lo que gastan los mexicanos en el extranjero) registró un saldo positivo de cinco mil 219 millones de dólares, lo que significa una disminución de 53.6 por ciento comparado con el mismo lapso del año pasado. Para más detalle: en ese periodo captamos siete mil 530 millones de dólares, y gastamos en el exterior sólo dos mil 311 millones de dólares.

En cuanto al ingreso de divisas turísticas, disminuyeron en 56.1 por ciento, comparado con lo que se registró de enero a agosto de 2019, lo que equivale a una baja de alrededor de nueve mil 600 millones de dólares.

Estos son, en resumen, los primeros estragos de la pandemia en la industria turística mundial y nacional, de acuerdo con el análisis del CNET. Habrá que esperar el siguiente número del Panorama, para ver el tamaño del daño en los últimos cuatro meses del presente año o, por lo menos, si esta actividad comienza a mostrar algunos signos de recuperación.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.