El Turismo Médico puede cuadruplicar su valor para 2030
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El Turismo Médico puede cuadruplicar su valor para 2030

COMPARTIR

···

El Turismo Médico puede cuadruplicar su valor para 2030

06/09/2019

Hace un par de semanas hablamos en este espacio sobre el estudio más reciente que se ha hecho sobre el Turismo Médico en México, realizado por la consultora Deloitte, en el cual concluye que el valor del mercado oscila entre los ocho mil y los ocho mil 800 millones de dólares, de los cuales entre cuatro mil 100 y cuatro mil 500 millones provienen de turistas extranjeros que viajan a nuestro país para someterse a algún tratamiento.

Pues bien, esta investigación, titulada: “Oportunidades de Mercado y Perspectivas del Turismo de Salud en México”, explica más a detalle que se puede prever que este segmento crezca 12.8 por ciento anual y su contribución a la industria turística lo hará en 10.7 por ciento. Por tanto, de confirmarse esta tendencia, en el 2023 —un año antes de que termine la actual administración federal— su aportación llegaría a cinco mil 200 millones de dólares, alcanzando un valor de diez mil millones de dólares.

Sostiene que, entre 2013 y 2018, la industria del Turismo Médico creció a un ritmo anual promedio de 33.7 por ciento, pero aclara que su crecimiento acelerado se debe a los gastos asociados al motivo de viaje, es decir: los servicios de salud. En consecuencia, advierte que fortalecer la oferta turística y de servicios complementarios juega un papel crucial para la aceleración del crecimiento.

Con base en estos números, el documento plantea la meta de cuadruplicar el valor de la industria para el 2030, pero para llegar a ese objetivo deberá sostener un incremento de 10.7 por ciento cada año en el periodo 2019-2023, lo cual deberá elevarse a 13.3 por ciento para el lapso 2024-2030.

Una de las anotaciones más relevantes que hace en este sentido, es que para alcanzar tal meta en once años, es necesario potenciar el Turismo Médico de pernocta y de larga estancia, ya que actualmente el 77 por ciento de los turistas médicos son fronterizos y en su mayoría son excursionistas (que no pernoctan en el destino).

Señala que hace seis años el gobierno de Baja California hizo un estudio con entrevistas directas a más de cien turistas médicos fronterizos, quienes declararon que sus principales motivadores para venir a tratarse a México son, en primer lugar, el precio (45 por ciento de los entrevistados); seguido de la calidad e higiene (33 por ciento); prestigio (nueve por ciento); atención (cinco por ciento); seguro médico y confianza, ambos con dos por ciento; y, por último, el cuatro por ciento lo hace por otras razones no especificadas, pero pueden ser la conveniencia geográfica, el tiempo de viaje y el crecimiento de la población en edad de retiro.

Para tener información más precisa sobre las características del mercado que nos visita por motivos de salud, es necesario saber de dónde proceden y, hasta el momento, se tiene identificado que alrededor del 77 por ciento de los turistas médicos son fronterizos y provienen de los estados del sur de la Unión Americana; sin embargo, no se tienen datos precisos sobre el origen del restante 23 por ciento.

No obstante —añade el estudio— una consulta a Google Trends mostró que, además de Estados Unidos, son Canadá, Reino Unido, India y Malasia los países que registran más búsquedas de cirugías en nuestro país.

“Para entender mejor la experiencia completa de los turistas médicos, diseñamos una matriz de la cadena de valor de la industria, a lo largo de la oferta y la demanda, identificando los “momentos de verdad” que enfrenta el cliente en cada eslabón; identificamos también una cadena complementaria que sienta las bases para la existencia física ordenada de clústeres de Turismo Médico”, explica.

Los nueve principales clústeres médicos que ubicó y estudió son los de Tamaulipas, Guanajuato, Baja California, Sonora, Chihuahua, Nuevo León, Jalisco, Ciudad de México y Quintana Roo. Como se ve, tenemos oferta tanto en el norte, como en el occidente, centro y sureste del país.

En tanto que identificó treinta “momentos de verdad” y entre los principales se encuentran: ¿Qué tengo y quién puede tratarme?”; ¿Qué referencias tenemos de especialistas?; ¿Dónde hay hospitales con esa especialidad?; ¿Es un hospital acreditado o reconocido?; ¿Cómo llego y cuánto cuesta?; y ¿Está equipado, cerca y cuánto cuesta el hotel?

Otros son: ¿Quién recomienda ese hotel?; ¿Qué más me ofrece la ciudad?; ¿El seguro cubre mis necesidades médicas? ¿Cuánto cubre?; además de ¿Qué opciones tengo para pagar?

Como se puede apreciar, el Turismo Médico no es solamente un asunto de hospitales y médicos, sino que es un segmento que demanda servicios multidisciplinarios, por lo que ofrece una gran oportunidad para diversos productos y servicios colaterales y complementarios, tanto médicos como turísticos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.