El Tianguis Turístico esperará seis meses
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El Tianguis Turístico esperará seis meses

COMPARTIR

···
menu-trigger

El Tianguis Turístico esperará seis meses

13/03/2020
Actualización 13/03/2020 - 2:42

Hasta ayer en la mañana, la industria turística mexicana estaba lista, a pesar de la incertidumbre, para llevar a cabo en diez días más el Tianguis Turístico, que en esta ocasión tendrá como sede a Mérida.

Sin embargo, y a pesar de que en México hay únicamente dieciséis casos del nuevo coronavirus o Covid-19, ayer al mediodía, en una conferencia de prensa convocada con poco tiempo de anticipación, el secretario de Turismo federal, Miguel Torruco, y el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, anunciaron que se había tomado la decisión de aplazar el Tianguis Turístico hasta el 19 de septiembre próximo.

Los funcionarios explicaron a los reporteros que habían sostenido reuniones, en las que incluyeron a miembros de la iniciativa privada turística, después de que el presidente de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, diera a conocer que la crisis de esta enfermedad alcanzó ya la categoría de pandemia.

“Luego de un amplio análisis sobre la situación que priva en el ámbito internacional en materia de salud por la presencia y expansión de este virus, y con el fin de contribuir a las acciones de prevención y regulación sanitaria que lleva a cabo el gobierno de México a través de la Secretaría de Salud, hemos decidido posponer la 45 edición del Tianguis Turístico, que ahora se habrá de celebrar del 19 al 22 de septiembre”, explicaron.

En la mesa, además de la secretaria de Turismo de Yucatán, Michelle Fridman, también estaban el nuevo presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico, Braulio Arsuaga Losada, y el presidente de la Concanaco-Servytur, José Manuel López Campos; en tanto que en primera fila atestiguaron hoteleros relevantes como José Chapur, de Moon Palace; Luis Barrios, de Hoteles City; y Roberto Zapata, de Hoteles Misión, entre otros.

Después de que se diera a conocer la noticia, las opiniones se dividieron: a algunos les pareció una medida adecuada y sensata, en tanto que para otros la decisión podía haber esperado un poco más.

Muchos tienen claro que la posibilidad de realizar el Tianguis de acuerdo a la planeado originalmente: el 22 de marzo, se vio afectada más por factores externos que internos, como el cierre de vuelos entre Estados Unidos y Europa ordenada por el presidente Donald Trump, y medidas similares de cierre de fronteras o cuarentenas domésticas en naciones de Asia, Europa y América Central. Pero, al mismo tiempo, también cuestionan el tamaño de la medida al posponer el evento más importante de la industria turística nacional, con apenas dieciséis casos comprobados de Covid-19 en el país.

A esta duda, la respuesta puede no ser complicada. De acuerdo con explicaciones que ha dado la Secretaría de Salud, de los tres escenarios posibles del desarrollo de la enfermedad, nos encontramos aún en el primero, denominado “Importación Viral”, que significa que todos los enfermos se contagiaron fuera del país o que ya hay algunos brotes familiares por uno de estos casos importados.

Las medidas de prevención y control que deben aplicarse en este escenario recomiendan lo siguiente: el saludo entre personas puede ser como siempre, con contacto físico; no es necesario cerrar espacios públicos, ni cerrados ni abiertos, como cines, estadios o teatros, o plazas parques y playas; en las escuelas de todos los niveles basta con difundir mensajes preventivos, lo mismo que en las oficinas y lugares de trabajo.

En este contexto de escenario uno, donde los posibles casos apenas y se estiman en decenas, es obvio que no se hace necesario cancelar eventos masivos como el Tianguis Turístico.

El escenario dos se caracteriza por haber contagiados de tercera generación o más, así como brotes comunitarios, y en el que los potenciales pacientes sumarán cientos. Aquí las medidas de prevención y control son muy distintas: no debe haber contacto físico en el saludo (ni mano, ni beso ni abrazo); es necesario cancelar toda actividad en recintos abiertos y cerrados; y en las escuelas y centros de trabajo se deben establecer filtros.

Los cálculos de la Secretaría de Salud sostienen que en México el escenario uno, que inició el 27 de febrero, durará cuarenta días y el Tianguis se habría celebrado en este rango, antes de que inicie el escenario dos.

Sin embargo, son proyecciones estimadas de lo que puede pasar, sin que haya certeza de que así será y en los tiempos marcados. De manera que las autoridades federales de Salud, de Turismo y del gobierno de Yucatán no quisieron tomar riesgos innecesarios y decidieron responsablemente posponer el Tianguis Turístico, que ahora deberá esperar seis meses.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.