Dreams, lo mejor que le podía pasar a Acapulco
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Dreams, lo mejor que le podía pasar a Acapulco

COMPARTIR

···

Dreams, lo mejor que le podía pasar a Acapulco

08/02/2019

Hacía mucho tiempo que Acapulco no recibía una noticia tan buena como la que se dio hace dos días: la llegada a ese puerto guerrerense de un hotel Dreams.

Más allá de la buena noticia que siempre resulta para cualquier destino la remodelación de un hotel, sobre todo si ésta es de 35 millones de dólares, lo que hace más relevante la nueva buena es lo que significa la presencia de AMResorts en cualquier plaza del país.

Con 18 años en el mercado, AMResorts es una empresa que ha registrado un rápido crecimiento. Es el brazo hotelero de una de las mayores empresas turísticas a nivel mundial: Apple Leisure Group (ALG), cuyo CEO es Alejando Zozaya, mismo que inició AMResorts hace poco menos de dos décadas, sin contar con ningún hotel en cartera, sólo proyectos.

Hace unos pocos años Zozaya se fue a dirigir todo el corporativo de ALG y dejó al frente de la división hotelera a Gonzalo del Peón, quien lo acompañó en ese proyecto desde sus inicios. Hoy, con el trabajo de estos dos ejecutivos, ALG cerró el 2018 con un inventario de 63 hoteles en México y el extranjero, principalmente en las islas del Caribe, que suman 22 mil habitaciones. Aún más, también terminó el año pasado con 25 hoteles en desarrollo, que le aportarán otros doce mil cuartos.

Como si este acelerado desarrollo no fuera suficiente, Zozaya y Del Peón hicieron algo que parecía impensable. México es un país que alberga una gran cantidad de inversiones hoteleras españolas, de las grandes cadenas de ese país, como Barceló, Riu, Meliá e Iberostar, por citar sólo algunas, por lo que desde hace mucho estamos acostumbrados a la presencia de hoteles hispanos en los principales destinos, lo mismo Cancún, que Los Cabos o Puerto Vallarta.

Y, aunque ALG es una empresa estadounidense, su división hotelera siempre ha estado manejada por mexicanos y hoy su CEO es un mexicano, por lo que en el mundo turístico nacional siempre ha habido cierta impresión de que AMResorts tiene algo, o mucho, de mexicano. De manera que resultó toda una sorpresa cuando se informó el año pasado que ALG comenzaría a operar hoteles en Europa, comenzando por España.

El anuncio se hizo apenas en diciembre pasado: ALG dio a conocer un acuerdo para comprar la mayoría de acciones de Alua Hotels, una cadena hotelera de España. “Con estas transacciones, ALG gestiona (opera) hoy en día más de cuatro mil habitaciones en España y gana la estructura y la capacidad para gestionar propiedades hoteleras a lo largo de Europa”, informó entonces la empresa.

Como parte de esta transacción, Javier Águila, fundador y CEO DE Alua Hotels, asumió el papel de presidente de ALG en Europa, y trabajará junto con Javier Coll, vicepresidente ejecutivo y director de Estrategia de ALG, para adaptar las ocho marcas que tiene AMResorts —entre las cuales se encuentra Dreams— al mercado europeo, con la meta de crecer con una oferta única para ese mercado.

De golpe, la adquisición de Alua le agregó doce hoteles al inventario de ALG, los cuales se añaden a los otros cuatro planeados en Europa que ALG ya había anticipado, producto de su alianza estratégica con el Grupo Inversor Hesperia.

Por todo esto, y porque durante años Zozaya se resistió a llegar a Acapulco, es una gran noticia el arribo de su marca Dreams al puerto. No se trata de la construcción de un hotel nuevo, sino de la adaptación del Grand Hotel, ubicado sobre la Costera, a la altura de Icacos, que antes de llevar ese nombre durante muchos años ostentó la marca Hyatt, relevante punto de referencia en la plaza.

La importancia de la presencia en Acapulco de una marca de AMResorts la podemos resumir en lo que dijo Zozaya antier: “Confío en que este sea el primer paso para que otras marcas internacionales regresen al puerto de Acapulco”. Y ese es, precisamente, el punto.

La importancia y prestigio de esta empresa son de las que generan confianza a otras para decidir tener una propiedad en determinado lugar. No sería raro ver que en el futuro otras marcas de grandes cadenas hoteleras volteen a mirar al puerto. No sería exagerado pronosticar que la aparición de un Dreams en este destino, puede ser el inicio del renacimiento de Acapulco. Abrirá sus puertas en diciembre de este año.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.