Aún no sabemos cómo terminó el turismo en el sexenio anterior
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Aún no sabemos cómo terminó el turismo en el sexenio anterior

COMPARTIR

···

Aún no sabemos cómo terminó el turismo en el sexenio anterior

22/03/2019

Hace ya seis meses que hablamos en este espacio de la desaceleración que comenzaba a registrar en su crecimiento la industria turística nacional, tanto en llegada de turistas internacionales como en divisas.

A lo largo de la administración anterior, que si bien inició en diciembre de 2012, es responsable de sus resultados a partir de 2013, el arribo de turistas provenientes del extranjero creció anualmente de la siguiente manera de 2013 a 2018: arrancó con 3.2 por ciento, con respecto a los resultados de 2017; para luego registrar incrementos de 21.5; 9.4; 8.9; 12.0 y, finalmente, 5.5 por ciento en 2018.

Como se ve, inició el sexenio con un discreto aumento de 3.2 por ciento, para luego dar un inusitado brinco de 21.5 por ciento, y hoy sabemos que esto se debió principalmente a un cambio en la metodología utilizada para contabilizar a los turistas fronterizos.

En los dos siguientes años siguió creciendo, pero cada vez menos, para repuntar a dos dígitos en 2017 y terminar el gobierno con un nada malo 5.5 por ciento, pero alejado de los mejores años de esa administración.

En ese mismo lapso de seis años, el registro de la captación de divisas es más o menos similar. De 2013 a 2018 su registro de incrementos anuales es de: 9.5 por ciento; 16.2; 9.4; 10.8; 8.6 y 5.5 por ciento.

Aquí también se ve un inusual salto en 2014, para luego bajar y repuntar ligeramente en 2016. Terminó con dos años creciendo cada vez menos.

Estos números también se reflejan en la Balanza Turística —lo que gastan los extranjeros en nuestro país, contra lo que gastan afuera los mexicanos— que inició en 2013 con un incremento de 9.99 por ciento en su saldo a favor, para también registrar ese insólito pico en 2014 con 36.80 por ciento; y bajar al siguiente año a 15.60, seguido de un repunte a 22.40 y crecer cada vez menos en los dos últimos años: 12.40 y 6.8 por ciento en 2018.

La primera conclusión es que, durante todo el sexenio pasado, los indicadores turísticos de visitantes, ingreso de divisas y saldo de la Balanza Turística sufrieron un inusitado salto en 2014, para terminar en 2018 con porcentajes muy por debajo de los registrados a lo largo de la administración.

Por tanto, la segunda conclusión es que año con año se seguía creciendo, pero bajo los efectos de una desaceleración al cierre del gobierno.

Producto de esa desaceleración, combinada con resultados mucho mejores en otros países, como Turquía, es que el año pasado México fue empujado por esa nación del sexto al séptimo lugar en el ranking de los países más visitados del mundo, de acuerdo con los datos que cada país entrega en los primeros meses de cada año a la Organización Mundial del Turismo (OMT).

En 2016, Reino Unido y Alemania ocupaban los lugares seis y siete de este Top Ten, y México se encontraba en la octava posición, en tanto que Turquía aparecía en la décima, producto de una caída de más de veinte puntos por un intento de golpe de Estado.

Pero no sólo fueron los turcos, tanto Alemania como Reino Unido también enfrentaron problemas, aunque de otra índole, que afectaron su flujo de visitantes, por lo que en 2017 México pudo rebasarlos y pasar de la octava a la sexta posición.

Sin embargo, inmerso en esta desaceleración, a México únicamente le alcanzó para conservar ese lugar durante un año, ya que con esas tres naciones de vuelta en la pelea con todas sus capacidades —principalmente Turquía, que registró un impresionante repunte de más de veinte puntos—, es posible que nuestro país el año pasado haya sido desplazado al octavo o, incluso, al noveno sitio. Eso se sabrá hasta que la OMT dé a conocer su Barómetro Anual del Turismo, lo cual seguramente ocurrirá el próximo abril.

Así, cuando el máximo organismo mundial de este sector dé a conocer ese informe y se establezca con exactitud en qué lugar quedó México durante 2018 en cuanto a turistas recibidos y divisas captadas, sabremos realmente en qué posiciones de estos rankings globales terminó nuestra industria turística en el sexenio anterior.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.