A la memoria de Don Alfredo del Mazo González (II)
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

A la memoria de Don Alfredo del Mazo González (II)

COMPARTIR

···

A la memoria de Don Alfredo del Mazo González (II)

12/02/2019

El tema de crecimiento poblacional era también un factor de prioridad en las acciones de gobierno. La población de la zona conurbada del Estado crecía al 10% anual, lo que exigía de las autoridades federales y estatales una atención especial. También con gran visión el gobernador Del Mazo González, le dio a los habitantes del Estado un factor clave de identidad. Eran los únicos que no tenían un gentilicio que los identificará y tras consulta con la Real Academia de la Lengua Española se definió el gentilicio “mexiquense” para los habitantes del Estado, lo que les permitió una identificación y mayor sentido de pertenencia al Estado de México.

Para controlar el crecimiento urbano y poblacional estableció el programa “Pinte su Raya” el cual fijaba límites territoriales para el crecimiento municipal urbano en los municipios que rodeaban la capital del Estado, de acuerdo a su capacidad para ofrecer servicios públicos. De acuerdo con las disposiciones autorizadas por la legislatura estatal era legalmente imposible construir y asentarse fuera de esos límites. También se establecieron límites de crecimiento urbano a los municipios y ciudades en la zona conurbada al Distrito Federal con el fin de frenar el gran desorden urbano existente en ese momento y el crecimiento poblacional desbordado que se presentaba en toda la zona conurbada desde Naucalpan hasta Chalco.

Lamentablemente los siguientes gobiernos estatal y federal ya no dieron seguimiento y vigencia a tales disposiciones y el crecimiento desbordado tanto en la capital del Estado como en los municipios conurbados ha continuado hasta la fecha.

La desigualdad y contraste sociales eran evidentes. Regiones con gran riqueza y otras con gran pobreza y necesidades. Con una clara sensibilidad de desarrollo social y económico se implantaron nuevos e innovadores programas como los “fondos de fomento económico” que tenían el propósito de invertir recursos del Estado conjuntamente con otros particulares y de los propios beneficiados para desarrollar proyectos productivos acordes a las vocaciones regionales.

Se diseñó y estableció también el programa de “Posadas Turísticas Familiares”, las cuales, con financiamiento del estado, posibilitaban a las familias en municipios turísticos recibir en sus hogares turistas y atenderlos mediante el pago de una contraprestación económica la cual ayudaba al fortalecimiento de la economía familiar.

El sector agropecuario tuvo también un fortalecimiento y atención especial con la adopción de nuevas tecnologías, apoyos a la mecanización y al financiamiento, lo que permitió que el campo del Estado se convirtiera en el más productivo del país en varios renglones alimenticios, siendo en primer lugar el maíz. Se estableció la primera Central Estatal de Abasto y un sistema de pago inmediato respaldado por las cosechas de los campesinos del Estado.

Durante la gestión de Del Mazo González, se construyeron importantes obras de infraestructura como fue la Vialidad “Las Torres”, la primera autopista estatal de cuota Toluca-Atlacomulco, la Autopista Libre Toluca Tenango y fue un gran impulsor de la Autopista México Toluca en el tramo La Venta-La Marquesa.

Durante su gestión se amplió el Aeropuerto de Toluca, con una pista de 4.7 km. que le ofrecía la posibilidad de realizar vuelos comerciales nacionales e internacionales, se concluyó la construcción del Sistema Estatal de Agua Potable y Alcantarillado y se construyó con gran apoyo del gobierno estatal la segunda etapa del Sistema Cutzamala que hasta la fecha sigue suministrando el vital liquido a la capital de la República.

En materia de comunicación social se estableció la primera cadena de radio y televisión estatales con el nombre de “Sistema de Radio y Televisión Mexiquense”, creándose asímismo el Centro Cultural Mexiquense que sigue siendo a la fecha un importante factor de desarrollo cultural del Estado.

La destacada gestión y liderazgo de Del Mazo motivaron que el Presidente de la Madrid lo invitara a formar parte de su gabinete como Secretario de Energía y le diera presencia y participación suficientes para ser uno de los seis precandidatos del PRI a la Presidencia de la República, oportunidad que desempeñó con gran capacidad, lealtad a las Instituciones y al Presidente de la República.

En fin, este reconocimiento al servidor público y político honesto, realizador, preparado, leal y comprometido con su país podría enriquecerse con muchos comentarios y atributos adicionales pero concluiría este testimonio con la siguiente frase:

“Alfredo Del Mazo González, exitoso político, extraordinario gobernante y servidor público, pero sobre todo esposo y padre ejemplar, hombre de familia y extraordinario amigo”.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.