Sin comunicación en nuevo gobierno
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sin comunicación en nuevo gobierno

COMPARTIR

···

Sin comunicación en nuevo gobierno

16/10/2018
Actualización 16/10/2018 - 13:52

Es increíble que el gobierno entrante plantee disminuir y casi acabar con las áreas de comunicación de las dependencias, cuando nos ha quedado muy claro que uno de sus principales problemas es precisamente la comunicación.

Nos mantuvieron en la expectativa respecto a la información de la consulta ciudadana para el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, y cuándo Jesús Ramírez, futuro coordinador de Comunicación Social, da una conferencia de prensa respecto a este tema, nos deja claro que nunca se comunicó con los legisladores de su propio partido.

Aunque parezca absurdo, la respuesta a la organización de la consulta no vino de los priistas, quienes al parecer optaron por convertirse en una oposición dócil, quizá en la búsqueda de fortalecerse hacia 2024; no, vino de los morenistas.

Y no de cualquier morenista, o de cualquier legislador, la respuesta la dieron el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados y el coordinador de la bancada de Morena en el Senado.

Ricardo Monreal manifestó, de acuerdo con información del periódico Reforma, que “nosotros no vamos a financiar nada, primero porque estamos en un proceso de austeridad, sólo disponemos de nuestra dieta; y segundo, porque se está llevando a cabo esta consulta por el presidente electo y su equipo, y de ninguna manera nos han planteado alguna situación económica adicional a la que están viendo ellos”.

Y Porfirio Muñoz Ledo señaló que “no haya noticias cruzadas sin fundamento. Evidentemente, los diputados no vamos a financiar nada de eso, absolutamente. Pasó el tiempo en que los diputados de Morena o antes del PRD, enviaban recursos para la campaña del presidente electo. Ahora no, ya ganamos, ya no tiene sentido”.

Pero claro que en esta lucha soterrada por heredar el poder, el grupo contrario tanto a Ricardo Monreal como a Porfirio Muñoz Ledo expresó su anuencia de pagar la consulta.

Mario Delgado, del equipo de Marcelo Ebrard, quien ha tenido un enfrentamiento por la titularidad de la oficina de Comunicación Social en el Palacio de San Lázaro, contradijo al presidente de la Mesa Directiva al señalar que los legisladores “sí pagarán la consulta” para la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México mediante una aportación voluntaria.

Y como muestra de la falta de comunicación entre los integrantes de lo que será el nuevo gobierno, está este botón que nos lleva inevitablemente a la preocupación respecto a nuestro futuro.

Porque el problema no es sólo de dónde saldrá el dinero para la consulta, lo más importante es que no cumple con los requisitos constitucionales de ser convocada por el Congreso de la Unión a petición de: 1) el presidente de la República; 2) el equivalente al 33 por ciento de los integrantes de cualquiera de las cámaras del Congreso de la Unión; o 3) los ciudadanos, en un número equivalente, al menos, al 2 por ciento de los inscritos en la lista nominal de electores.

Y sería bueno que el futuro secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, recordara que para ser vinculatoria se requiere una participación de al menos 40 por ciento de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores.

A la Suprema Corte de Justicia de la Nación le corresponde resolver sobre la constitucionalidad de la consulta; y al Instituto Nacional Electoral, la organización.

Pero aquí nos queda otra duda si los legisladores consideran que no les corresponde financiar al nuevo gobierno, ¿cómo entregarán a su partido el 50 por ciento de su dieta como dicen sus estatutos? Habrá que ver si cumplirán con sus documentos básicos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.