Cierran en sus principales bastiones
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cierran en sus principales bastiones

COMPARTIR

···

Cierran en sus principales bastiones

25/06/2018
Actualización 25/06/2018 - 14:42

Una conjunción de símbolos, pero no se lograron unir los extremos. En el cierre de campaña de los candidatos del Frente a la presidencia y a la Ciudad de México estaban casi todos, en el último intento por mostrar la unidad que no lograron.

En el Ángel de la Independencia, símbolo del PAN desde hace muchos años, se juntaron en la Ciudad de México, gobernada por el PRD desde 1997, los tres partidos que conforman el Frente, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

Tras asegurar que había 150 mil personas, en su arenga Ricardo Anaya agradeció a todos los perredistas de todas las corrientes, incluso a quienes ni siquiera estaban ahí, como Jesús Zambrano. Era como el último intento de demostrar que el Frente fue un éxito y que siguen en la competencia por el triunfo en la presidencia y la capital del país.

Quizá por ello Ricardo Anaya se refirió a hechos del siglo pasado al señalar: “Hoy reconocemos la fuerza y el valor del PRD, porque en las últimas décadas ningún partido ha sido objeto de la violencia del régimen autoritario y corrupto, como es el caso del PRD. Casi 900 militantes entregaron su vida para que hoy podamos estar aquí reunidos”.

Y quiso equipararlos con los asesinatos de candidatos ocurridos en esta contienda, al manifestar: “Y sólo en este proceso electoral más de 20 militantes del PRD entregaron su vida por la causa de la democracia”.

Así echaron sus resto en una ciudad en donde el PRD gobernó por 21 años, y en la que actualmente tienen serias dificultades para el triunfo, ahí estaba también Miguel Ángel Mancera, quién puede ser el último jefe de Gobierno que llegue al cargo por el PRD.

Él y Alejandra Barrales fueron muy cercanos, ahora en esta negociación de la alianza en la que tanto el PAN como el PRD han sufrido un serio desgaste, ambos personajes se veían lejanos, porque a pesar de que intentaron que esto fuera una fiesta, las traiciones que se dieron a lo largo de la campaña no dejan de sentirse.

Y para que quede claro cómo se desquebraja por completo el PRD, ayer mismo se dio una de las últimas renuncias antes de la elección, la de Amalia García, exgobernadora de Zacatecas, quién al parecer se acaba de dar cuenta de que el Ricardo Anaya que es candidato a la presidencia es el mismo que presidía la mesa directiva en la LXII Legislatura y aprobó la reforma energética.

En esta circunstancia tan difícil le tocó ser candidata a la Ciudad de México a Alejandra Barrales, quién vive una serie de traiciones de propios y extraños, y al igual que Ricardo Anaya se mantiene en la pelea para el próximo domingo.

José Antonio Meade cerró en el principal bastión priista, el Estado de México, en la Plaza de los Mártires, de Toluca, donde también aseguró su triunfo y se comprometió a encabezar “un gobierno honesto y honorable, haciendo gala de los valores que están hoy aquí reunidos”.

Sólo falta el cierre de Andrés Manuel López Obrador en su principal bastión, la Ciudad de México.

* * *

Nos aseguran en Morena que en Tokio 614, de la colonia Portales, delegación Benito Juárez, donde se encontraron las despensas, vive la mamá de Iván Guadalupe Covarrubias Rodríguez, director ejecutivo sur de la subsecretaría de Participación Ciudadana, de la Secretaría de Desarrollo Social del GCDMX.

Además que en una revisión de la lista nominal del INE, en esa dirección tienen su credencial de elector ocho personas, entre ellas Georgina Carmen Rodríguez Uribe, esposa de Rodolfo Francisco Covarrubias Gutiérrez, quien de 2003 a 2006 fue diputado local del PRD, y de 2006 a 2009 fue tesorero de la ALDF.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.