Casa para todos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Casa para todos

COMPARTIR

···

Casa para todos

12/04/2019
Actualización 12/04/2019 - 13:56

Redes Sociales Progresistas pretende convertirse en la defensora de las clases medias dentro de la cuarta transformación, por lo que proponen dotar a los 40 millones de jefes de familia que no tienen propiedades, un terreno de 600 metros cuadrados, asegura su coordinador nacional, Juan Iván Peña Neder.

¿Y cómo pretenden hacerlo?

Proponen entregar todas las franjas de tierra alrededor de las ciudades que están en manos de Corett y Sedatu, así como de los ejidatarios a los jefes de familia, y además hacer un esquema para apoyarlos con créditos para la construcción de sus viviendas.

La pregunta obvia es si repartirán las tan peleadas tierras ejidales, a lo que el coordinador de la asociación política que busca conformarse como partido, responde: se trata de tierras ejidales improductivas, además de que a los ejidatarios se les dotaría de uno de estos predios e indemnizaría.

Redes Sociales Progresistas es la agrupación que encabezan el yerno, Fernando González, y el nieto, René Fujiwara, de la maestra Elba Esther Gordillo, quien ha vuelto a la escena política y mostrado su fuerza.

Juan Iván explica que las tierras se pueden expropiar por causa de utilidad pública y que serían terrenos de 600 metros y tendrían 400 metros de construcción con materiales locales para tener un pie de casa, y con un proyecto de construcción para que los hijos de los beneficiaros puedan tener un departamento en ese mismo lugar, con lo cual se apoyaría a cerca de 70 millones de jefes de familia.

Para Peña Neder, con esto resuelves dos cosas: primero, la propiedad privada y la vivienda, y en segundo lugar, el crédito.

Por lo cual pedirán al presidente de la República que se regrese la banca a las familias en los estados, pero con dos mecanismos: la auditoría de universidades e institutos y de colegios de profesionales que eviten que los banqueros se presten barato a sí mismos –que fue como quebraron los bancos–, y que den créditos para el desarrollo para prestar a estos jefes de familia, en los cuales el gobierno tome el riesgo de la tasa de no retorno, que sería de un 20 por ciento.

Asegura que si juntáramos toda la propiedad privada en vivienda en México, cabría cómodamente en la tercera parte de Baja California, es decir, Tijuana y algo más.

Esta propuesta, que deja boquiabierto a cualquiera, tiene la duda lógica de cómo podrían llevarla a cabo, si ni siquiera están conformados como partido político.

A lo que Peña Neder responde: “Somos un partido que está en la cuarta transformación, ya tenemos 22 diputados federales y como 14 locales, además de una senadora, quienes llegaron por otras fuerzas políticas”.

Pero explica que lo importante es que Redes Sociales Progresistas está planteando lo que Morena no está atendiendo, que son las clases medias, y que tenemos que volver a la etapa del desarrollo estabilizador.

Una propuesta un tanto increíble, pero sería maravilloso que alguien en el actual gobierno de verdad se preocupara de la clase media, que, como publicó El País, se ha debilitado en los 36 países más ricos del mundo, y que en el actual sexenio ha recibido fuertes golpes.

* * *

Finalmente, quiero agradecer a Manuel Arroyo, Enrique Quintana y a Pablo Hiriart, quienes Con todo respeto me permitieron ejercer con libertad mi profesión como periodista, en esta columna que hoy concluye en estas páginas.

Y me despido y agradezco a quienes hayan leído esta columna, Con todo respeto.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.