Otro nombramiento para Banxico y las iniciativas legislativas recientes
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Otro nombramiento para Banxico y las iniciativas legislativas recientes

COMPARTIR

···

Otro nombramiento para Banxico y las iniciativas legislativas recientes

20/11/2018
Actualización 20/11/2018 - 12:38
Gabriel Casillas
Perspectiva Global

Los participantes de los mercados financieros internacionales compran activos financieros en donde ven oportunidades de apreciación y venden cuando las expectativas de ganancias hacia delante disminuyen, sujetos a ciertos niveles de certidumbre, con respecto a otros países y a otros mercados. En este sentido, estos participantes de los mercados han estado poniendo mucha atención a cinco factores particulares de México: (1) Proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN); (2) ratificación o reemplazo de Manuel Ramos Francia, como subgobernador del Banco de México; (3) la continuación de las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM); (4) el Paquete Económico 2019, que se encuentre fundamentado en supuestos ‘razonables’ y que no implique un aumento en el déficit publico; y (5) la continuidad de la reforma energética (“Dos fuentes de incertidumbre quedaron atrás”, 1 de octubre).

En este sentido, para estos participantes de mercado, tres de estos cinco eventos ya quedaron atrás. Por un lado, terminó la renegociación del TLCAN y aunque existe todavía cierta incertidumbre sobre la aprobación legislativa del T-MEC (Tratado México-Estados Unidos-Canadá) —sobre todo por el reciente resultado de las elecciones intermedias en EU—, los mercados ya tienen descontado que el proceso de renegociación quedó atrás. Por otro lado, el nombramiento de Jonathan Heath —respetado economista—, para ocupar la subgubernatura que se abrirá el 1 de enero de 2019 y cuyo periodo culminará el 31 de diciembre de 2026, fue recibido con beneplácito por los mercados financieros internacionales. Por último, nuestro presidente electo declaró que se respetará el resultado de la consulta que se llevó a cabo sobre el NAICM. Los tres eventos propiciaron reacciones de mercado importantes en el sentido de las expectativas que tenían (“Las consecuencias económicas de cancelar el nuevo aeropuerto”, 23 de octubre y “Asuntos de política que la economía no entiende”, 6 de noviembre). Así, sólo quedaban dos eventos: El Paquete Económico 2019 y la continuidad de la reforma energética.

No obstante lo anterior, algunos eventos recientes han hecho que se sumen dos aspectos más a la lista de factores a los que los participantes de los mercados pondrán especial atención: (1) La presentación de las iniciativas sobre la utilización del acervo de reservas internacionales y cambio de mandato del Banco de México de parte del diputado Robles, así como la iniciativa del senador Monreal sobre eliminar algunas de las comisiones que cobran los bancos, han hecho que los participantes de los mercados consideren que ha aumentado la incertidumbre de nuestro país, sobre todo en torno a la posibilidad de debilitamiento institucional, así como de control potencial de precios (“El delicado tema de la banca en México”, 13 de noviembre). Así, de aquí en adelante los mercados estarán muy atentos tanto a la posibilidad de que dichas iniciativas puedan ser aprobadas, así como de la aparición de nuevas propuestas legislativas de este corte; y (2) el nombramiento de otro miembro de la Junta de Gobierno del Banco de México, a raíz de la muy reciente renuncia del subgobernador Roberto del Cueto Legaspi, cuyo periodo inició en el 2015 y terminaba el 31 de diciembre de 2022.

Si se desea disminuir la incertidumbre, considero que va a ser muy relevante que nuestro presidente electo sea muy vocal y oportuno en torno al apoyo que brindará (o no) a las iniciativas legislativas que no se encuentren contenidas tanto en el libro La Salida de nuestro presidente electo, así como en el Proyecto Alternativo de Nación 2018-2024 o en los documentos titulados ‘Pejenomics’. Asimismo, de la misma manera que con el nombramiento de Jonathan Heath, es muy importante que se nombre lo antes posible a una persona que además de cumplir con los requisitos legales básicos (ser ciudadano mexicano por nacimiento y tener menos de 65 años cumplidos al iniciar su mandato), tenga las credenciales académicas, la experiencia relevante y sólida en el sector público o privado en temas financieros y el reconocimiento del mercado.

En mi opinión, para que esta decisión logre brindar confianza a los participantes de los mercados financieros internacionales y que abone al debate tanto intelectual como pragmático de la Junta de Gobierno, el nombramiento podría estar entre un experimentado funcionario del Banco de México, como Daniel Chiquiar —si se desea privilegiar el debate sobre política monetaria con alguien que además, conoce las variables macroeconómicas de nuestro país como nadie más—, o Jaime Cortina —si se desea contar con una de las personas que más conoce de operaciones de Banca Central—, por ejemplo, o un funcionario del sector público o privado que cuente con el conocimiento técnico, tanto académico como práctico, en las áreas de análisis económico de México y el mundo, de banca central, así como del funcionamiento del sistema financiero mexicano y del sector corporativo de nuestro país y el reconocimiento de los participantes de los mercados financieros internacionales.

El autor es director general adjunto de Análisis Económico y Relación con Inversionistas de Grupo Financiero Banorte y presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF.

Las opiniones que se expresan en esta columna no necesariamente coinciden con las del Grupo Financiero Banorte, ni del IMEF, por lo que son responsabilidad exclusiva del autor.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.