Los cinco aspectos más relevantes del Primer Informe de Gobierno
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los cinco aspectos más relevantes del Primer Informe de Gobierno

COMPARTIR

···

Los cinco aspectos más relevantes del Primer Informe de Gobierno

03/09/2019

El domingo pasado nuestro Presidente entregó su Primer Informe de Gobierno al Congreso de la Unión y brindó un mensaje a la población desde Palacio Nacional a 400 invitados presenciales, incluyendo funcionarios públicos a nivel federal y estatal, el director general del Inegi, legisladores, familiares y algunos empresarios como Carlos Slim, Germán Larrea, Emilio Azcárraga, María Asunción Aramburuzabala y Alfredo Harp Helú, entre otros. No obstante lo anterior, al igual que las conferencias ‘mañaneras’, el mensaje tuvo alcance nacional al haber sido transmitido por las principales cadenas televisivas del país, así como por diferentes medios en internet. En mi opinión, en los cerca de 100 minutos que duró el mensaje, el presidente López Obrador se enfocó en cinco temas: (1) El poder político; (2) combate a la corrupción y a la impunidad; (3) crecimiento y desarrollo económico; (4) obras de infraestructura; y (5) seguridad nacional.

(1) El poder político. El Presidente subrayó que se logró la subordinación del poder económico al poder político. Asimismo, que una vez que el Poder Legislativo apruebe la revocación de mandato y elimine el fuero constitucional del Presidente de la República, éstos se utilizarán como instrumentos de control político.

(2) Combate a la corrupción y a la impunidad. Entre otros aspectos, el Presidente enfatizó que no habrá más condonaciones de impuestos y que la facturación falsa es ya un delito grave. Así, Andrés Manuel López Obrador cerró este tema aseverando que si le pidieran expresar el plan del nuevo gobierno en una sola frase, ésta sería: “Acabar con la corrupción y con la impunidad”.

(3) Crecimiento y desarrollo económico. Si bien comentó que “la economía está creciendo poco”, aseveró que “no hay recesión”. Con respecto al desarrollo económico, el Presidente dijo que “el crecimiento económico y los incrementos en la productividad y la competitividad no tienen sentido en sí mismo, si no se piensa en el bienestar de la población… lo fundamental es la distribución de la riqueza”. Para lograr mayores tasas de crecimiento, con desarrollo económico, el Presidente enunció cuatro acciones fundamentales: (a) Fortalecer la economía popular; (b) impulsar proyectos para el desarrollo regional; (c) impulsar proyectos de la iniciativa privada; y (d) captar inversión extranjera.

(4) Obras de infraestructura. Si bien en su libro La Salida, López Obrador enumera varios proyectos de infraestructura y varias de éstas fueron mencionadas en su mensaje, el Presidente enfatizó el ‘Sistema Nacional Aeroportuario’ y comentó que continúa la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco.

(5) Seguridad nacional. En este tema, el Presidente comentó sobre el combate al robo de combustibles, ‘huachicol’, así como la instauración de la Guardia Nacional, que además de coadyuvar en pacificar al país, lo va a hacer con la más alta observancia de los derechos humanos.

Como he comentado con anterioridad, nuestro país puede crecer más y con las políticas actuales, lograr una mejor distribución de la riqueza, si el gobierno genera confianza en el sector privado. Desde hace muchos años, cuando un empresario —grande o pequeño, nacional o extranjero—, ha decidido invertir su dinero en un negocio en México, sabe que hay cierta certidumbre en torno a ‘las reglas del juego’, pero sabe que corre un riesgo muy importante que emana de la gran incertidumbre que hay respecto a que se cumplan dichas reglas. Este riesgo se puede reducir fortaleciendo el Estado de derecho. Sin embargo, el problema actual no solo es que el sector privado percibe incertidumbre en torno a que se cumplan las reglas, sino que, además, ahora también percibe incertidumbre con respecto a las reglas mismas. En mi opinión, esta incertidumbre reciente se debe principalmente a las diversas iniciativas que han planteado varios legisladores desde noviembre del año pasado, que no son amigables con la operación del sector privado. Afortunadamente éstas no han prosperado. Lo único que realmente ha tomado rumbo son las políticas que el Presidente prometió en campaña, que están escritas en su libro La Salida y que son las que ha apoyado en estos nueve meses de gobierno. Es por ello que considero que es importante que nuestro presidente continúe mandando mensajes amigables con el sector privado, comprometiéndose a brindar certidumbre en cuanto al marco legal y que dicho mensaje sea de unidad, no de polarización.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.