La impotencia desde la pluma
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La impotencia desde la pluma

COMPARTIR

···
menu-trigger

La impotencia desde la pluma

21/10/2019

¿Qué pasa por la cabeza de nuestros gobernantes? Los lamentables hechos acontecidos en el estado de Sinaloa, de los que muchos fueron testigos gracias a la información que se subió en redes sociales y en diversos medios de comunicación, obligan a hacernos esa pregunta. Es muy pronto para saber si éste será el peor momento de esta administración en cuanto a toma de decisiones y percepción en la opinión pública. Lo cierto es que el sentir ciudadano es que estamos viviendo sin autoridad, en un Estado sin leyes, donde no se logra imponer el estado de derecho e, incluso, parece que se propicia quebrantos en el mismo.

La incertidumbre económica, el miedo por la inseguridad y el desánimo por el rumbo que tendremos como nación democrática, son algunos de los muchos cuestionamientos que pasan por la cabeza de muchos mexicanos.

Es preocupante que, en situaciones lamentables como las que hemos vivido, el titular del Ejecutivo aún apueste por dividir y polarizar, descalificando y minimizando lo que hoy es una realidad. Tristemente, para este gobierno hay solo dos tipos de mexicanos: los que los apoyan e idolatran versus los neoliberales fifís e inconformes que los critican. Simple y llanamente, o estás con ellos o estás en contra de ellos. Paradójicamente, en diversos foros, el presidente informa y grita a los cuatro vientos que “estamos bien y de buenas”, “que el pueblo está feliz, feliz, feliz”, y asegura que los que dicen algo opuesto a eso tienen el afán de dañar su imagen o simplemente desinforman a la sociedad.

Hoy ocupo este espacio para decirle al Presidente López Obrador que NO es así. Todos aquellos que tenemos la oportunidad de compartir en medios de comunicación nuestra opinión, lo hacemos desde la barrera que cada uno conocemos, y que los temas que analizamos e informamos los tomamos de la propia agenda mediática que el gobierno lanza. A dónde voy con esto… La cantidad de acciones inconstitucionales, decisiones cuestionables sobre temas específicos, la omisión y la soberbia, son justo lo que hoy nos tiene tan divididos. Y lo que es una realidad, y con lo que seguro muchos colegas coincidirían, es que a ninguno nos gusta estar analizando y transmitiendo todo lo negativo que ocurre en el país, al contrario, esto es frustrante y desgastante.

Lo que más se disfruta de tener un espacio de comunicación es justamente poder compartir, transmitir y comunicar a la sociedad nuestro punto de vista respecto a un tema en concreto, y esto lográndolo de la forma más clara y objetiva. Por ello, la critica y el Debate Puntual tampoco son malos, siempre y cuando se tengan los argumentos y las evidencias para poder contextualizar nuestros argumentos.

Estoy cierto que muchos mexicanos coinciden en que lo que queremos es que a todos nos vaya bien, y en ese sentido también estoy seguro de que si hubiera claros indicios de que el rumbo que lleva nuestro país fuera en ese sentido, todos los reconocerían y respaldarían, y también para ello estoy convencido que habría plumas que lo publicarían en sus foros y espacios. Espero ansioso la oportunidad de poder compartir un logro o tema positivo para los mexicanos, ojalá sea pronto…

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.