¿Podrán sustituir las criptomonedas u otra divisa al dólar?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Podrán sustituir las criptomonedas u otra divisa al dólar?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Podrán sustituir las criptomonedas u otra divisa al dólar?

01/07/2019
columnista
Ernesto O'Farrill
Perspectiva Bursamétrica

Una pregunta que recibo muy frecuentemente es si algún día las monedas virtuales u otra moneda real pudieran llegar a sustituir al dólar. De entrada le diré que el sistema monetario actual no puede quedarse como está. (El sistema del dólar como único eje). China quisiera que el yuan sea el sustituto de dólar, los europeos lanzaron en el 2002 al euro con la ambiciosa pretensión de competir con el dólar. Ahora, todos los días leemos en los medios el surgimiento de nuevas criptomonedas. Y ya es tan común observar la volatilidad cotidiana de las principales criptomonedas, como ver el cierre de las bolsas o de las divisas.

Agustín Cartens, del Banco Internacional de Pagos (que es el Banco Central de los Bancos Centrales) sostiene que las criptomonedas jamás podrán sustituir a las monedas de curso legal. Sugiere que los reguladores del mundo necesitan “modernizar” las reglas para lidiar con los cambios estructurales. La más reciente, la Libra que piensa lanzar Facebook para mediados del año entrante, por sus características, sí podría convertirse en una divisa global. Pero de ahí a sustituir al dólar no se ve que sea posible.

Al igual que el bitcoin y la mayoría de las monedas virtuales, la Libra utilizará la tecnología de cadena de bloques (blockchain), que es un registro virtual infalsificable. A diferencia del sistema bitcoin que está totalmente descentralizado, la Libra será gestionada centralizadamente por un centenar de empresas asociadas, entre las que se encuentra Calibra, una filial de Facebook, cuyo negocio principal será “proporcionar servicios financieros”. La asociación de empresas globales que plantea Mark Zuckerberg como instituto central del sistema Libra, estaría actuando como un verdadero banco central privado, con una reserva monetaria que estaría respaldando a la moneda, y con la función de prestamista de última instancia. La moneda de Facebook tiene una vocación precisa, convertirse en una opción global de cambio (medio de pago) mientras que el bitcoin y muchas otras se han convertido en un instrumento de especulación. Facebook promete estabilidad en su cotización.

Los americanos le impusieron al mundo al dólar como eje del sistema monetario, al ganar la Segunda Guerra Mundial. Un sistema práctico en el que todas las monedas cotizan contra el dólar y esta moneda tenía un respaldo en oro. El dólar tenía explícitamente una convertibilidad forzosa en oro. En 1971 el presidente Nixon abolió la convertibilidad forzosa del dólar en oro, y desde entonces el sistema monetario cambió a un sistema papel –papel, con el dólar como eje central.

Aún es muy lejano que el yuan llegue a sustituir al dólar. Un país con una población de 200 millones de personas en situación de pobreza difícilmente podrá ser el emisor de una moneda eje, a no ser que lo imponga después de ganar una guerra mundial.

El euro es un sistema completamente incompleto. Una comunidad económica de países con integración comercial y laboral, con instituciones supranacionales como el Parlamento, con integración monetaria, pero sin integración fiscal, es un sistema defectuoso, como se ha comprobado una y otra vez.

El problema del dólar es que los americanos no se portan bien, como les correspondería con la responsabilidad de ser los emisores de la moneda eje global del sistema. La crisis hipotecaria del 2008 lo puso de manifiesto de nuevo. Fue una crisis financiera sistémica generada por el desorden. La política monetaria extrema de la Fed que tuvo que implementarse evitó una Gran Depresión, pero inundó de dólares al mundo, creando artificialmente más de tres billones de dólares en unos cuantos años, distorsionando los mercados financieros y reales profundamente, con un dólar artificialmente bajo. Ahora, el presidente Trump está generando un enorme déficit fiscal de a billón de dólares anuales, para impulsar artificialmente su economía y mantenerse en el poder. La deuda pública del gobierno de Estados Unidos rebasa al PIB y está creciendo exponencialmente. Al final todo se reduce a un problema de confianza. El mayor respaldo del dólar es su maquinaria económica. El día que el dólar pierda su credibilidad, terminará su papel como la divisa eje. Pero para que la Libra de Facebook sea la moneda global eje, tendría que darse una integración fiscal global. Los americanos son ciudadanos del mundo de primera clase. Los demás no. ¿No le parece curioso que siendo el dinero lo que es más importante en el mundo, para muchos, tengamos este sistema monetario global tan primitivo?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.