Para los próximos años las oportunidades están allí, ¿las vamos a dejar ir?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Para los próximos años las oportunidades están allí, ¿las vamos a dejar ir?

COMPARTIR

···
menu-trigger

Para los próximos años las oportunidades están allí, ¿las vamos a dejar ir?

29/06/2020
columnista
Ernesto O'Farrill
Perspectiva Bursamétrica

El autor es Presidente de Bursamétrica.

Todas las crisis traen consigo sus propias oportunidades, y le puedo asegurar que las mismas son proporcionales a la gravedad y profundidad de la debacle. Mientras más profunda es la crisis, mayores oportunidades se tienen para cubrir las necesidades de los mercados. Existen en el panorama mundial una serie de grandes oportunidades que México debería aprovechar para los siguientes años.

1.- Las políticas monetarias extremas que han puesto en marcha todos los bancos centrales en el mundo implican los costos del dinero más bajos de la historia. Esto se está convirtiendo en un flujo creciente y muy fuerte de inversión financiera hacia los mercados emergentes. Desafortunadamente en el caso de México se estima que de mediados de febrero a junio han salido recursos del mercado de bonos gubernamentales en pesos por cerca de 15 mil millones de dólares.

2.- Las políticas fiscales contracíclicas que están aplicando todos los países representan un fuerte impulso a la demanda agregada global futura. Deberíamos estar invirtiendo fuertemente en incrementar la capacidad instalada de nuestra manufactura para aprovechar de una mejor forma esta potencial recuperación de los pedidos de insumos y de productos terminados. Desafortunadamente estamos rechazando y cancelando proyectos de inversión por montos muy importantes.

3.- El conflicto creciente entre EU y China representa la oportunidad inmediata de sustituir las exportaciones de China hacia EU con manufactura hecha en México. También esto nos da una ventaja para recibir inversión extranjera directa. Aunque ya hemos visto en algunos meses recientes un incremento en la participación del mercado americano, si no hay mayor inversión difícilmente podremos aprovechar esta circunstancia.

4.- El nuevo entorno político en EU nos va a llevar probablemente a un cambio radical de la política comercial con un nuevo Presidente. Un retorno de nuestro principal socio comercial hacia el libre mercado, revertir las políticas proteccionistas, a revivir el acuerdo económico progresista del Pacífico.

5.- El TMEC. El nuevo tratado comercial significa una continuidad en el proceso de integración comercial y productiva entre los tres países. En algunos sectores como el automotor, las nuevas reglas de origen con un mayor contenido regional en los productos representa una oportunidad fantástica para integrar más fuertemente la cadena de valor. ¿Estamos trabajando en esto?

6.- El rediseño de las políticas de sustentabilidad. Metas de reducción de emisiones de efecto invernadero han detonado importantes booms económicos. En algunos países, las metas de menor emisión de partículas de efecto invernadero para llegar a un esquema de energías limpias y amigables con el medio ambiente han detonado un incremento en el gasto de inversión.

7.- El incremento en la productividad derivado del mejor aprovechamiento de las tecnologías de información. El mejor aprovechamiento de las tecnologías como las reuniones de trabajo virtuales y el trabajo en casa están incrementando fuertemente la productividad.

8.- La necesidad de una reforma fiscal integral. La política de gasto social y la caída de ingresos del gobierno federal hacen indispensable realizar una reforma fiscal. Se proponen:

a. Realizar una nueva convención fiscal para revisar los criterios de distribución de las participaciones federales.

b. Permitir la deducibilidad al 100 por ciento de las prestaciones sociales a los trabajadores.

c. Permitir la depreciación acelerada de nuevas inversiones en activos fijos.

d. Permitir la deducibilidad al 100 por ciento de los intereses de créditos destinados a la inversión en expansión de la capacidad instalada.

e. Permitir temporalmente la compensación de ISR e IVA.

f. Dar facilidades para el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

9.- La urgencia de una reforma a los sistemas de pensiones. Sugerimos 1. Incrementar la rentabilidad real de los activos revisando el régimen de inversión. 2. Reducir las comisiones. 3. Aumentar gradualmente la edad de retiro de 65 a 70 años. 4. Incrementar gradualmente las aportaciones, hasta llegar al 15 por ciento del ingreso. 5. Impulsar esquemas alternativos que complementen el ahorro. 6. Combatir la informalidad y la subcontratación o el subempleo. 7. Incrementar la productividad y competitividad de nuestra economía.

10.- La reforma al sistema financiero El sistema financiero mexicano está fuertemente sobrerregulado, y aún es un sistema oligopólico, con muy altas comisiones, elevadísimos spreads entre las tasas activas y pasivas, con fuertes barreras de entrada. El mercado bursátil esta subdesarrollado, con muy pocas emisoras, pocos intermediarios y muy pocas cuentas de inversión.

11.- Las necesidades de inversión en infraestructura, en telecomunicaciones y en energía representan una muy significativa oportunidad para detonar inversiones.

México sigue siendo un país viable. La clave está en resolver la fuerte crisis de confianza en la que está inmerso nuestro país. ¿Habrá el suficiente discernimiento en el Palacio Nacional?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.