En noviembre la economía pudo haber crecido
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

En noviembre la economía pudo haber crecido

COMPARTIR

···
menu-trigger

En noviembre la economía pudo haber crecido

06/01/2020
columnista
Ernesto O'Farrill
Perspectiva Bursamétrica

Después de seis meses seguidos de contracción en la actividad económica (según el IGAE, a tasa anual, con base en cifras desestacionalizadas) el desempeño de la misma en noviembre pudiera haber sido positivo. Así nos lo reporta nuestro indicador IBAM (Índice Bursamétrica Anticipado de México) ¿Qué es lo que la hizo mejorar? ¿Cómo podría quedar la cifra del PIB al cuarto trimestre y el PIB de todo 2019?

Para el pasado mes de octubre, de acuerdo al último reporte del Inegi del 23 de diciembre, conocimos que con base en cifras desestacionalizadas, la economía mexicana presentó en octubre una variación de -0.74 por ciento real anual, mayor contracción a la de septiembre de -0.37 por ciento anual, y mayor caída respecto a nuestra estimación de una variación de -0.04 por ciento anual. Con esta variación negativa, el IGAE acumuló seis meses seguidos de contracción a tasa anual.

Por su parte, las cifras oportunas de noviembre nos dejan ver que se mantiene la desaceleración de la economía en su conjunto, con mayor debilidad en la actividad del sector automotor exportador, aunque vimos una recuperación en las exportaciones no petroleras, no automotrices. También se observa una mejoría del sector de servicios, apoyada en la campaña de El Buen Fin que generó reanimación en las ventas bajo tiendas comparables de las cadenas afiliadas a la ANTAD, y de Walmart, en términos reales, a pesar de un menor flujo de remesas familiares. El sector primario está presentando un desempeño muy favorable apoyado en las exportaciones. En contraste, el mercado doméstico automotor sigue en picada. La economía mexicana ha estado afectada por diversos choques, tanto internos como externos, a pesar de un fuerte flujo de remesas familiares.

Para el pasado mes de noviembre nuestro indicador IBAM se ubicó en 214.88 unidades, reflejando un incremento de +2.23 por ciento mensual, que implica un mejor desempeño. En su comparativo anual, el IBAM de noviembre presenta un incremento de 0.91 por ciento nominal anual.

Con las cifras del IBAM, Bursamétrica estima un incremento en el IGAE del mes de noviembre de entre 0.2 y 0.3 por ciento real anual, con una confianza estadística de 99 por ciento. En términos mensuales, el IGAE de noviembre pudiera presentar una variación positiva de +1.14 por ciento mensual respecto al IGAE de octubre. En la producción industrial estamos estimando un decremento de 2.13 por ciento real anual, para el mismo mes. Con estos estimados, y bajo cifras desestacionalizadas, nuestro pronóstico para el PIB en el cuarto trimestre de 2019 es de -0.2 por ciento real anual. Para todo el año 2019, estimamos un rango de crecimiento de entre -0.2 y +0.0 por ciento real anual. Para la producción industrial estamos estimando una contracción de 2.0 por ciento anual para 2019.

Para 2020 estamos pronosticando un rango de variación entre -0.2 y +0.8 por ciento anual. Dependemos de varios factores externos e internos. En lo externo, una posible desaceleración o recesión en Estados Unidos para finales de este año es un catalizador para la economía exportadora mexicana. Del lado interno, en nuestro escenario básico contemplamos una posible reducción en las calificaciones internacionales de Pemex y de la deuda soberana para el segundo trimestre, aunque no estamos previendo que nos quiten el grado de inversión. Vemos las finanzas públicas sumamente presionadas y no prevemos un repunte del gasto de inversión privada mientras no cambien las señales en las políticas públicas, en particular en el sector de energía, y no mejore la seguridad y la aplicación del Estado de derecho.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.