¿Cómo nos fue en junio?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Cómo nos fue en junio?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Cómo nos fue en junio?

03/08/2020
Actualización 03/08/2020 - 9:39
columnista
Ernesto O'Farrill
Perspectiva Bursamétrica

El Inegi reportó el jueves pasado sus cifras oportunas o preliminares del PIB al segundo trimestre. Por ser México miembro de la OCDE reportamos este indicador el día 30 del mes inmediato posterior al cierre del trimestre, al igual que lo hacen Estados Unidos, Alemania, Japón, Francia o el Reino Unido.

En este reporte se da cuenta de la caída más estrepitosa que se tenga en la historia de nuestra economía, una baja de 18.9 por ciento anual, comparando el segundo trimestre de este año contra el segundo trimestre de 2019. Esto supone implícitamente que el IGAE (equivalente al PIB mensual) de junio pudiera haber tenido una caída de 15.8 por ciento anual, ya que el IGAE de abril bajó en 19.62 por ciento anual y el de mayo cayó aún más, en 21.65 anual. Como puede observar, la caída de junio es algo inferior a la de los dos meses anteriores. En abril, la caída del IGAE fue de 17.28 por ciento mensual, la de mayo fue de 2.62 mensual y es probable que la cifra de junio sea positiva en 6.0 por ciento mensual.

A continuación le presentamos lo que nos arroja nuestro indicador más preciso, el IBAM correspondiente a junio: Nuestro indicador IBAM se ubicó en 199.87 unidades (índice general) vs. 176.22 unidades de mayo (cifra revisada), reflejando un incremento de 13.42 por ciento mensual, que implica un mejor desempeño en la actividad económica. En su comparativo anual, el IBAM de junio presenta una caída de 5.77 por ciento nominal anual (vs. -16.89 anual de mayo), lo que implica que la economía en su conjunto observó una menor debilidad, afectada por la recesión global generada por la reapertura de las cadenas de suministro globales consecuencia de la pandemia por Covid-19 y por las medidas de la contingencia sanitaria impuestas localmente, favorecida por la reapertura parcial de la economía estadounidense y de México.

El subíndice industrial marcó 138.95 puntos vs. 83.72 unidades del mes previo, observando una recuperación de 65.96 por ciento mensual frente a una reducción de 8.34 mensual de mayo.

El subíndice de servicios se ubicó en junio en 119.96 unidades vs. 114.52 puntos de mayo, subiendo a un ritmo de 4.75 por ciento mensual, contra una variación de +7.02 mensual del mes previo, equivalente a una reducción de 15.08 por ciento anual vs. -17.28 anual en mayo. Al interior del mismo sobresalen las ventas de la ANTAD a tiendas comparables y en términos reales bajaron en 21.23 por ciento real anual vs. -21.84 de mayo. Las ventas de automóviles en el mercado doméstico presentan un menor retroceso a tasa anual de 41.14 por ciento anual (vs. -64.42 anual de mayo). Las remesas familiares estimamos que aumentaron en junio a un ritmo de 3.0 por ciento anual, en términos de dólares, mientras que en mayo tuvieron un incremento de 3.0 anual. En el mercado laboral observamos una baja de 4.27 por ciento anual en el empleo formal en el IMSS (vs. -3.92 de mayo). Como un indicador de las expectativas, el Índice de Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores bajó en junio en 12.61 por ciento anual, frente a un decremento de 15.50 anual de mayo.

Con las cifras del IBAM, Bursamétrica estima un descenso en el IGAE de junio de -14.2 por ciento real anual, con una confianza estadística de 99 por ciento. En términos mensuales, el IGAE de junio pudiera presentar una variación de +6.2 por ciento mensual respecto al IGAE de mayo. En la producción industrial estamos estimando un decremento de 18.50 por ciento real anual, para el mismo mes. Con estos estimados, y bajo cifras desestacionalizadas, nuestro pronóstico para el PIB en el segundo trimestre de 2020 es de -18.5 por ciento real anual, muy similar a la estimación oportuna del Inegi de -18.9 anual. Para todo el año 2020, estamos pronosticando una baja de -10.0 por ciento anual en el PIB del 2020, por los severos efectos adversos de los choques externos e internos en nuestra economía. Para la producción industrial estamos estimando una contracción de 14.5 por ciento real anual para 2020.

Si se analizan la mayoría de los componentes que se incluyen en este indicador, como las exportaciones, la producción de petróleo, las ventas de las cadenas comerciales, al ponerlos en una gráfica se puede observar que los datos de junio en general son menos negativos que los de los dos meses previos. Si no se da un rebrote de la pandemia por el Covid-19 en EU o en México, podríamos afirmar que sí se ha tocado fondo. Lo malo es que el fondo de esta crisis es sumamente profundo y no se tienen las circunstancias para una recuperación rápida como la que se puede prever en otras economías en donde con base en una política fiscal y monetaria extremas se les está sacando de la depresión económica rápidamente. En nuestra opinión lo que más se necesita es restablecer la confianza y respetar el Estado de derecho.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.