Perspectiva Bursamétrica

Los diez principales cisnes negros para la economía mundial y de México 2024

El 2024 es un año muy peculiar, se celebrarán más de 70 elecciones en países y se tienen ya varios conflictos que pudieran resolverse o agravarse, y no se descarta el surgimiento de otros.

Año con año Bursamétrica realiza un ejercicio de prospectiva, en donde se materializan nuestros escenarios y pronósticos de la economía mundial y de México. Estos pronósticos ya fueron publicados en este espacio en las semanas previas. Como parte de este esfuerzo, se hace también un intento de adivinar cuales podrían ser las principales sorpresas positivas o negativas para el siguiente año. A estas sorpresas les denominamos cisnes negros o blancos.  En esta ocasión nos centraremos en presentar las que consideramos algunas posibles sorpresas con consecuencias negativas.

Nuestra vida está gobernada por lo imprevisto: Nassim Nicholas Taleb el autor de: “El Cisne Negro. El impacto de lo altamente improbable” (2007) afirma que ‘’el mundo en que vivimos tiene un número creciente de eventos casuísticos, con bucles de retroalimentación que hacen que los sucesos sean la causa de más sucesos’', lo que genera un efecto de bola de nieve, que ‘’afecta a todo el planeta’'. Esto se ha percibido más claramente en nuestros días por el efecto de la globalización.

El 2024 es un año muy peculiar, se celebrarán más de 70 elecciones en países que albergan a alrededor de 4 mil 200 millones de personas, lo que representa más de la mitad de la población mundial. Se tienen ya varios conflictos que pudieran resolverse o agravarse, y no se descarta el surgimiento de otros latentes. El cambio climático ha estado generando fenómenos de mucho más intensidad y con mayor poder destructivo, como el que sucedió en Acapulco, por lo que tampoco se descartan nuevos meteoros para el próximo año. En lo económico, la inflación continúa siendo alta y los escenarios se dividen entre los que plantean solo un aterrizaje suave de la economía y los que ven una recesión. A continuación enunciamos los que consideramos las posibles sorpresas con mayor probabilidad de ocurrencia. Las primeras cinco son para la economía global, y las cinco restantes se refieren a la economía de México.

China invade Taiwán. Volvemos a colocar esta previsión en el primer lugar, por la magnitud del negocio potencial que significan los semiconductores o microchips y por su importancia estratégica. El mercado de los semiconductores significa un valor de 532 millones de dólares, magnitud que va a duplicarse en un plazo de entre 5 a 6 años. Taiwán produce el 60 por ciento de los microchips en el mundo. Las consecuencias de ocurrir esta previsión serían enormes. Difícilmente Estados Unidos y Europa se quedarían con los brazos cruzados.

La inflación vuelve a subir y la FED tiene que seguir aumentando en dos o más ocasiones su tasa de referencia. Imaginemos lo que sucedería con los mercados financieros y con la actividad económica si sucede. El problema es que el gasto fiscal electorero del presidente Biden, la situación de la industria de hidrocarburos y los cambios climáticos pueden generar este escenario.

El conflicto en Israel se sale de control y se convierte en un problema entre varios países. Aunque hasta ahora los hechos violentos en Gaza parecen restringirse a la respuesta del Estado de Israel a las acciones de un grupo terrorista Hamás, el posible financiamiento de Irán a este grupo terrorista hace latente el que el asunto se vaya complicando.

La guerra entre Rusia y Ucrania se convierte en un conflicto entre Rusia y la Unión Europea. Al nominarse al expresidente Trump para las elecciones, y con encuestas que podrían darle la victoria, Europa sabe que tiene que acelerar el paso para solucionar el conflicto antes de que el Gobierno Norteamericano suspenda la ayuda militar a Ucrania. Esto hace posible este escenario.

China sufre una crisis viviendera y financiera lo que termina en una recesión con impacto global. El problema de las vivienderas chinas ya ha tenido algunos episodios, cobrando la factura a algunas desarrolladoras de vivienda más que a las instituciones financieras. El problema latente de una crisis financiera está en las financieras no bancarias no así en los bancos que son del Estado.

En México, el Frente opositor gana las elecciones por amplio margen y el resultado es desconocido por el grupo en el poder, lo que desencadena una crisis institucional y social muy grave

Pemex cae en default de su deuda a proveedores; la producción de petróleo se desploma rápidamente; la deuda financiera también se ve afectada por la falta de flujo. El Gobierno Federal inyecta recursos de emergencia y México pierde la calificación de grado de inversión.

Un asesinato político provoca que el Gobierno Federal declare que no hay condiciones para celebrar las elecciones federales, por lo que estas se suspenden.

Un huracán categoría 5 afecta la zona agrícola del Pacífico y dispara los precios del jitomate, cebolla, y chile, lo que significa una mayor inflación.

En distintas poblaciones la sociedad se levanta contra los distintos cárteles del crimen organizado y la situación se descontrola.

El autor es presidente de Bursamétrica

COLUMNAS ANTERIORES

El índice Nikkei de Japón recupera su valor después de 35 años del ‘crack’ nipón
Aparecen algunas señales de desaceleración

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.