Perspectiva Bursamétrica

Los diez principales pronósticos para la economía de México 2024

Un elemento de gran impacto es el fenómeno del nearshoring que ha estado despertando un flujo creciente de inversión hacia México, en particular en el norte y en la zona del Bajío.

La semana pasada expusimos nuestros principales pronósticos para la economía global, ahora toca hablar de lo que pudiera suceder en el país.

El entorno en el que se moverá la economía mexicana tiene una enorme complejidad. Prevemos un ambiente de elecciones muy competitivo y conflictivo.

Un elemento de gran impacto es el fenómeno del nearshoring que ha estado despertando un flujo creciente de inversión hacia México, en particular en el norte y en la zona del Bajío. En el otro extremo, una serie de políticas públicas poco amigables a la inversión privada, la carencia de un Estado de derecho y la inseguridad han desincentivado a la inversión.

Estos son nuestros 10 principales pronósticos para la economía de México para el 2024:

1. PIB: Esperamos un crecimiento del 3.2 por ciento anual, como resultado de un crecimiento de más de 2.0 por ciento en la economía de los Estados Unidos, resultado de una política fiscal súper expansiva que está generando un déficit del 7.0 por ciento sobre PIB, y de un fuerte gasto de inversión pública por parte del Gobierno.

2. Inflación: Prevemos una tendencia muy gradual hacia una menor inflación, pero con presiones persistentes tanto de lado de la oferta (costos) como del lado de la demanda, así como de la inflación importada. Estimamos una inflación general de precios al consumidor del 4.1 por ciento anual. Para la inflación subyacente estimamos 4.3 por ciento anual.

3. Producción Industrial: Consideramos que el gasto de inversión gubernamental en proyectos de infraestructura se mantendrá a lo largo del año, con mayor intensidad en el primer semestre. Junto a esto, esperamos que el gasto de inversión privado relativo al fenómeno del nearshoring también tendrá un dinamismo notorio. Esto traerá como consecuencia un fuerte dinamismo en el sector de la construcción. Estimamos un crecimiento de la Industria del 4.6 por ciento anual.

4. Mercado laboral, empleo y salarios. El crecimiento esperado en el sector de la construcción que es intensivo en mano de obra nos lleva a estimar una tasa de desempleo promedio de alrededor del 3.0 por ciento para el 2024. El fuerte incremento salarial derivado del crecimiento del 20 por ciento en el salario mínimo nos lleva a esperar un incremento en los salarios promedio del orden del 2.5 por ciento en términos reales.

5. Política monetaria: A diferencia de la política monetaria de los Estados Unidos, la de México es considerada como muy restrictiva. Esto hace prever que el Banco de México pudiera adelantarse al ciclo a la baja en las tasas de interés. Pensamos que esto pudiera materializarse en el tercer semestre y que Banxico baje en dos ocasiones su tasa de referencia hacia el 10.75 por ciento.

6. Déficit fiscal y deuda pública: Vemos difícil que se logren las metas de captación, y vemos muchas presiones de costos en el gasto, lo que puede dar como resultado un recorte en el gasto en la segunda mitad del año, para tratar de contener un déficit desbocado. Creemos que el déficit rebasará los 2 billones de pesos, que equivale al 5.8 por ciento del PIB.

7. Balanza comercial: El volumen de comercio será nuevamente histórico, situándose en alrededor de 1.2 billones de dólares aumentando cerca del 2.5 por ciento anual. Previendo una tendencia de desaceleración en las exportaciones manufactureras prevemos un déficit de alrededor de 18 mil millones de dólares. En la cuenta corriente prevemos un déficit del 9.9 por ciento sobre el PIB

8. Inversión extranjera directa y financiera: Prevemos que por el nearshoring y los incentivos fiscales ofrecidos por el Gobierno Federal hagan atractiva la inversión extranjera directa y que supere 35 mil millones de dólares. En la inversión extranjera de portafolio, esperamos que observe una contracción importante hacia mediados del año por la incertidumbre electoral. Esto se verá reflejado en una menor tenencia de valores gubernamentales en manos de residentes del exterior, bajando unos 10 mil millones de dólares, pudiendo recuperarse a fin de año.

9. Reservas Internacionales: Iniciando el 2024 con reservas internacionales en 205 mil millones de dólares, creemos que van a verse disminuidas ante la incertidumbre política previa a las elecciones, en un monto de entre 8 a 12 mil millones de dólares, para recuperarse hacia finales del año a niveles similares a los del inicio del año.

10. Tipo de cambio: Prevemos fuertes presiones hacia mediados del año, por la combinación de un resultado electoral incierto y posibles campañas políticas en contra de México en Estados Unidos. No descartamos ver un tipo de cambio por arriba de los 21 pesos por dólar hacia mediados del año, para volver a fortalecerse hacia finales del mismo al disiparse la incertidumbre.

El autor es presidente de Bursamétrica

COLUMNAS ANTERIORES

¿Estamos haciendo lo correcto para aprovechar el ‘nearshoring’?
El índice Nikkei de Japón recupera su valor después de 35 años del ‘crack’ nipón

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.