menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Trump seguirá haciendo daño

COMPARTIR

···
menu-trigger

Trump seguirá haciendo daño

18/11/2020
Actualización 18/11/2020 - 20:07

Estados Unidos y el mundo nos salvamos del mayor de los males: cuatro años más de Donald Trump en la Casa Blanca.

Sin embargo, el enorme respaldo popular que obtuvo Trump al conseguir el mayor número de votos que jamás hubiera obtenido un candidato republicano o un candidato perdedor de cualquiera de los dos partidos, está dando el combustible para que Trump genere problemas que pueden repercutir en el mediano plazo en Estados Unidos y en nuestro país.

Ayer el propio candidato ganador, Joe Biden, señaló que más personas pueden morir en Estados Unidos por el retraso en el proceso de transición.

La pandemia está en su peor momento. El número de contagios está en sus máximos históricos y el número de fallecidos va para arriba.

Los datos del 16 de noviembre indican 166 mil nuevos contagios y 796 fallecidos. Pero, lo más impresionante es que en los últimos 15 días, el número de contagios diarios creció 82 por ciento y de muertos en 40 por ciento.

El señalamiento de Biden tiene que ver con lo que usualmente se hace en un periodo de transición entre dos gobierno en el cual se vive una crisis. No hay margen para esperar al cambio de gobierno que aún tardará dos meses, por lo que la administración saliente tiene que coordinarse con la administración entrante para tomar decisiones que permitan mitigar la crisis.

El problema puede ser aún mayor. El 5 de enero habrán de realizarse las elecciones extraordinarias para senadores en el estado de Georgia. Con que uno de los dos asientos sea ganado por los republicanos, estos mantendrán el control del Senado y el gobierno de Biden tendrá fuertes restricciones para aplicar algunos de sus proyectos.

Aunque algunos apuestan a la habilidad negociadora de quien fue senador por muchos años, la realidad es que un Senado republicano junto con un Trump empoderado por los votos harán que la gestión de Biden se vuelva muy complicada.

Ya pasaron muchos meses sin que sea autorizado el paquete económico para reactivar las empresas y para asegurar que las familias cuenten con recursos y ya se empezaron a ver algunos síntomas, sobre todo en la actividad comercial. Ayer se informó que las ventas minoristas crecieron 0.3 por ciento en octubre, frente a un 1.6 por ciento que habían aumentado en septiembre.

Pero probablemente el mayor de los problemas radique en la polarización extrema que el proceso electoral reflejó.

Los datos de las encuestas de salida en las elecciones muestran que entre la comunidad blanca Trump logró ganar. También lo hizo entre quienes están casados. Igualmente ganó entre aquellos que tienen un ingreso superior a 100 mil dólares anuales y desde luego triunfó entre aquellos que viven en localidades de menos de 50 mil habitantes.

En contraste, Biden logró ganar entre las mujeres, los solteros y las minorías étnicas, así como entre aquellos que tienen menores ingresos.

En cualquier caso, será muy complicado gobernar un país en el cual existe tal nivel de polarización.

No sería imposible que Biden se viera atado de manos para emprender acciones en materias tan urgentes como el control de la pandemia o la recuperación de la economía.

Así que, después de celebrar la derrota de Trump, queda por averiguar cómo serán los próximos cuatro años y qué margen real tendrá el gobierno norteamericano para recomponer su rumbo.

Cualquier cosa que pase tendrá repercusiones en México, con felicitación o no de AMLO.

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.