¿Quién quiere crear histeria?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Quién quiere crear histeria?

COMPARTIR

···

¿Quién quiere crear histeria?

04/01/2018
1
 

 

protestas. (Cuartoscuro)
,

Al arrancar este año ha habido algunos que han querido crear la imagen de que tenemos una situación caótica en los precios, con alzas en las gasolinas y en los alimentos.

No hay que buscar mucho. López Obrador dijo ayer en Yucatán que el gobierno es el culpable por el incremento de los precios de las gasolinas y los alimentos, y no los gasolineros ni los productores de tortillas.

Hay quien, como AMLO, ha querido traer otra vez a este año la idea de que otra vez hay un ‘gasolinazo’. La realidad hoy es muy diferente.

Recordemos. De acuerdo con los datos del Inegi, en la primera quincena de enero de 2017, hace un año, la gasolina de bajo octanaje (Magna) aumentó en promedio en el país en 16.8 por ciento.

Como resultado de ello, la inflación de los primeros 15 días de 2017 fue atípicamente elevada y alcanzó 1.5 por ciento, la cifra más alta para una primera quincena del año desde 1999.

La tendencia de los precios de las gasolinas se estabilizó a partir de la segunda quincena de enero del año pasado. Desde ese momento hasta la primera quincena de diciembre de 2017, el aumento acumulado en el precio de la gasolina fue apenas de 0.3 por ciento.

Hubo días en los que subían o bajaban algunos centavos y prácticamente muy pocos lo notaban.

Es lo que ha pasado en este mes.

Desde el 30 de noviembre pasado cada gasolinera puede fijar sus precios libremente. El promedio del incremento desde entonces es de 1.3 por ciento en el centro del país y 1.6 por ciento en el sur, una cifra que nada tiene que ver con el ajuste de enero del año pasado.

Sin embargo, ya hubo incluso marchas cuestionando el nuevo ‘gasolinazo’. No importa que no lo haya habido.

Y si observamos lo que ha ocurrido con los precios de productos de la canasta básica en los primeros días del año, hay una situación de relativa estabilidad.

De acuerdo con un informe de la Central de Abastos de la Ciudad de México, en el caso de 11 productos reportados, hubo alzas en un producto, caídas en dos y se mantuvieron los precios sin cambio en ocho, entre el 22 de diciembre y el 3 de enero.

Como ayer le comentamos en este espacio, aún en los escenarios más pesimistas en cuanto al comportamiento de los precios, en enero de 2018 veremos una reducción de la tasa de inflación anual de niveles cercanos a 7.0 por ciento al cierre de diciembre, a un rango de 6.2 a 6.3 por ciento cuando termine enero.

A diferencia del año pasado, cuando el dólar llegó a 21.11 pesos al mayoreo el 3 de enero, con una depreciación de casi 2.0 por ciento en los primeros tres días del año, este 2018 hubo una ganancia del peso frente al dólar de 1.6 por ciento en el mismo lapso.

Es decir, la situación opuesta.

Ahora, sin embargo, casi todo tiene que ver con las elecciones del 1 de julio. Y una corriente, con amplia presencia en redes sociales, busca crear –con fines electorales– la imagen de que estamos en medio de un caos económico. No importa que no lo estemos.

Quizás lo podamos estar en el futuro porque el entorno es complejo y amenazante, pero hoy, pretender que tenemos una escalada de precios pareciera que tiene en el fondo simplemente la intención de crear histeria.

Más nos vale que nos demos cuenta.

,

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
Los cambios que vienen
La reforma fiscal no es como la pintan
Ya tiene Trump su medalla, ¿y ahora?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.