menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Otra vez EU entra al rescate de nuestra economía

COMPARTIR

···
menu-trigger

Otra vez EU entra al rescate de nuestra economía

12/01/2021
Actualización 12/01/2021 - 8:10

Si hay alguna posibilidad de que la recuperación de la economía mexicana tenga fuerza en este año será por el buen desempeño de la economía de Estados Unidos.

Ayer le comentaba en este espacio que es incierta la apuesta a la vacuna como elemento clave del crecimiento de este año.

La razón es que tardaremos, en el mejor de los casos, hasta bien entrado el segundo semestre para tener a una proporción de la población inmunizada de magnitud tal como para que se pueda retornar a una situación económica de relativa normalidad.

Sin embargo, este proceso puede ser más rápido en Estados Unidos, nuestro principal mercado de exportación.

Estados Unidos, de acuerdo con los datos de OurWorldinData, lleva aplicadas alrededor de 9 millones de vacunas. Ya han sido distribuidas 25 millones de dosis, por lo que es probable que, en los siguientes días, esta cifra se multiplique.

Esta perspectiva ha conducido a que algunos hayan revisado al alza las expectativas de crecimiento de EU para este año, particularmente ante la posibilidad de que, en los últimos días de este mes, ya con la administración Biden en funciones, se apruebe un ambicioso programa de apoyos económicos que podría rebasar los 2 billones (trillions) de dólares.

El resultado electoral de Georgia, que dio a los demócratas el control de las dos cámaras del Congreso, acerca la posibilidad de que este paquete se convierta en realidad en el corto plazo.

Esto significa que el desempeño de la economía estadounidense podría ser mejor de lo previsto.

Ello implicaría que podría crecer con más fuerza la demanda de productos mexicanos, sea porque los consumidores finales los piden o bien porque la producción de nuestro país esté integrada a las cadenas de valor de Norteamérica.

Quizás uno de los primeros signos de ese hecho ya se presentó desde diciembre. Las exportaciones de autos crecieron en 16 por ciento respecto al mismo mes de 2019, antes de que tuviéramos el ‘efecto-Covid’.

Y la producción de vehículos ese mismo mes creció a una tasa anual de 18 por ciento.

Lo que ocurre ya con la industria automotriz es un buen ejemplo de lo que seguramente pasará en general con las manufacturas de exportación en 2021.

El otro efecto relevante de la recuperación de la economía de EU será el alto nivel de las remesas.

Si se renuevan los programas de apoyo a las familias, es probable que, a lo largo de este año, los paisanos que trabajan en Estados Unidos sigan enviando una gran cantidad de recursos, que permitirá mantener un piso de consumo con su aportación anual cercana a 40 mil millones de dólares.

Los sectores beneficiados no serán únicamente los manufactureros. La agroexportación también puede tener un fuerte jalón en 2021.

El nivel de noviembre del año pasado ya fue prácticamente semejante al que existía en el mismo mes de 2019.

Lo que pudiéramos tener en 2021 en México es la muy citada “recuperación en K”.

Esto significa que mientras algunos sectores logran crecer de manera importante, como los exportadores, habrá otros que sigan con su trayectoria a la baja.

A diferencia de lo que pasó con las exportaciones, ayer también se dio a conocer el comportamiento del ingreso de turistas de internación, es decir, los que no solo se quedan en la frontera.

La caída respecto a noviembre de 2019 sigue en poco más de 50 por ciento.

Mientras que las perspectivas para los sectores vinculados directamente a la economía de Estados Unidos parecen promisorias en su mayoría, la situación es completamente diferente en el caso de los sectores económicos vinculados al mercado interno como el comercio, los servicios o la producción manufacturera orientada al consumo local.

No se ve de dónde pueda venir la fuerza que levante a este segmento de la economía en este año.

¿En dónde se ubica usted?

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.