No hay otras cifras
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

No hay otras cifras

COMPARTIR

···

No hay otras cifras

20/06/2019
Actualización 20/06/2019 - 8:08

Durante el mes de mayo solo se crearon tres mil 983 nuevos empleos formales netos en México. La caída respecto al mismo mes del año pasado es de 88 por ciento.

Se trata de la menor creación de empleos para un mes de mayo desde hace una década, cuando vivimos la crisis de 2009.

En ese entonces no solo no se crearon empleos, sino que se destruyeron 111 mil 476 puestos de trabajo.

Tenemos hasta ahora pocas estadísticas económicas de mayo, pero la cifra de empleo nos hace pensar que los datos que van a surgir indicarán una economía virtualmente estancada.

El crecimiento del empleo entre abril y mayo fue de 0.01 por ciento. Como quien dice, nada.

Aunque la cifra es muy mala, cuando se ve con más detenimiento, encontramos que quizás no sea catastrófica, como a primera vista parece.

La creación de empleo formal tiene estacionalidades muy definidas. Por ejemplo, en diciembre hay una caída respecto a noviembre, y en mayo hay una creación de empleos muy débil.

Si promediamos lo que pasó en el quinto mes del año en todo el sexenio de Peña, encontramos que la cifra promedio fue de 21 mil 394 nuevos puestos de trabajo.

Y si observamos el primer año del sexenio anterior, vemos que el resultado fue de apenas 6 mil 929 nuevos puestos de trabajo creados.

De hecho, si vemos el ritmo anual de creación de empleo observamos que es de 2.4 por ciento, una cifra muy por arriba del crecimiento de la economía.

Sin embargo, se puede anticipar que ese porcentaje va a ir a la baja en los siguientes meses.

Cuando hay un freno de la actividad económica, las empresas no reaccionan despidiendo de manera inmediata a la gente. Esperan un cierto lapso hasta ver que se trata de una perspectiva mala al menos por varios meses más, y si ésta se confirma, entonces sí hay ajustes en los sectores y regiones más sensibles.

La estadística nos muestra que la industria minera, la petrolera, así como la construcción, son los sectores más afectados.

En contraste, el sector de comunicaciones y transportes, así como la industria de la transformación son actividades que mantienen un ritmo más elevado de generación de puestos de trabajo.

En escala nacional, los estados que han logrado una mayor recuperación del empleo son Nayarit, Campeche, Querétaro y Yucatán. En contraste, los más perdedores son Guerrero, Chiapas, Durango y Morelos.

La Ciudad de México está en la parte baja de la tabla, apenas con un crecimiento de 1.2 por ciento, la mitad del promedio nacional.

Por estacionalidad, seguramente en junio la cifra va a ser mala también. De hecho, el año pasado fue negativa. Y en julio seguramente se va a recuperar.

Pero el dato, sin duda confirma que la economía se encuentra en una situación que oscila entre el estancamiento y el muy bajo crecimiento.

Ojalá que el gobierno no desestime el hecho y que el presidente no diga que él “tiene otras cifras”.

Bastó con la indicación de Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, quien dijo que eventualmente bajarían las tasas en EU en julio, para fortalecer al peso.

Ayer por la noche de nuevo llegamos virtualmente a los 19 pesos. La evidencia es clara: lo que determina hoy la paridad cambiaria es la diferencia de tasas entre EU y México.

Pero esa circunstancia podría cambiar en el futuro. Próximamente regresaremos al tema.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.