La tarea de inyectar confianza
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La tarea de inyectar confianza

COMPARTIR

···
menu-trigger

La tarea de inyectar confianza

28/11/2018

“Si el Paquete Económico para 2019 incluye la previsión de un crecimiento económico de 4 por ciento o alguna cifra fuera de lugar, entonces sí se van a prender las alarmas”, me dijo un influyente analista financiero hace unos días.

Pues ese riesgo parece haberse diluido tras los comentarios que ayer hizo Arturo Herrera, próximo subsecretario de Hacienda.

En entrevista con Víctor Piz, en El Financiero Bloomberg TV, Herrera reveló el día de ayer que el crecimiento del PIB con el que se están calculando las cifras presupuestales y de ingresos está alineado con el consenso de los especialistas, ligeramente arriba del 2 por ciento.

Pudiera haber diferencias de décimas, pero efectivamente, la encuesta más reciente de Citibanamex entre expertos del sector privado, arroja un promedio de 2 por ciento para el PIB, mientras que la de Banxico, levantada poco antes, tenía una media de 2.15 por ciento.

Ningún analista se alarmaría si la cifra prevista fuera de 2.1 o 2.2 por ciento.

Otro dato relevante es el relativo a la inflación, que se estimará en un rango de 3.3 a 3.5 por ciento. Aquí el dato estará ligeramente por debajo de lo previsto por la encuesta de Citibanamex, que marca un 3.8 por ciento, pero tampoco es una diferencia que preocupe.

En el caso del precio del petróleo, los estimados actuales ubican la previsión presupuestal en un rango de 55 a 58 dólares por barril.

Aunque no se ha relevado el monto promedio al que se contrataron las coberturas petroleras para 2019, debe estar muy cerca de ese nivel.

Herrera ratificó el resultado de finanzas públicas que ya había anunciado Carlos Urzúa, con un superávit primario de 1 por ciento.

Además, estableció una previsión de tipo de cambio de 20 pesos por dólar, que incluso está por arriba del 19.53 que, en promedio, estima la encuesta de Citibanamex.

Se ha dicho insistentemente que uno de los documentos que marcará el rumbo de las expectativas financieras y empresariales en los siguientes meses será el Paquete Económico para 2019.

Si las cifras reveladas por Arturo Herrera son consistentes con las que se construyan en detalle en el documento a ser presentado al Congreso, entonces podríamos esperar que influya favorablemente en variables como el índice de la Bolsa, las tasas de interés o la cotización del peso frente al dólar.

Otro factor que puede contar es que pasen las semanas y se constate que las iniciativas de ley que tanta inquietud causaron, como la relativa a las comisiones bancarias, a la minería, a las Afore o a las reservas internacionales, realmente no pasan en las cámaras.

Ayer, el propio presidente electo, a través de un video, adelantó que, en sus discursos del próximo sábado 1 de diciembre, se ratificará un mensaje de confianza para los inversionistas y el compromiso de mantener los equilibrios macroeconómicos.

Se puede tener discrepancias respecto al destino de los recursos para determinadas inversiones o estar en desacuerdo con revertir la reforma educativa. Pero esas medidas no causarán una crisis financiera, como sí lo haría un Presupuesto que de entrada amenazara la estabilidad económica.

Lo que habrá que cuidar es que los muy creativos legisladores de Morena y sus partidos aliados, no vayan a salir con alguna otra ocurrencia que vuelva a poner de cabeza a las expectativas y la confianza.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.