Estamos lejos de haber controlado la pandemia
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Estamos lejos de haber controlado la pandemia

COMPARTIR

···
menu-trigger

Estamos lejos de haber controlado la pandemia

20/07/2020
Actualización 20/07/2020 - 8:15

Hace cinco meses, el 19 de febrero de este año, la pandemia de Covid-19 apenas estaba migrando fuera de China. Los casos totales en el mundo eran entonces de 75 mil.

Cinco meses más tarde, esa cifra se ha multiplicado 191 veces y hoy ya existen 14.3 millones de casos en el mundo.

En los últimos 30 días, el ritmo de crecimiento de los contagiados en el mundo fue de 69 por ciento; en los 30 días anteriores había sido de 76 por ciento y 30 días antes el ritmo había sido de 105 por ciento.

Esta desaceleración del crecimiento no implica, sin embargo, que haya una reducción del número de nuevos contagios. En los últimos 30 días sumaron 5.8 millones, mientras que en los 30 anteriores fueron 3.7 millones de personas.

Para que el número de nuevos contagios bajara, se requeriría una desaceleración mucho más rápida, lo que no ha sucedido ya que mientras algunos países, como los de Europa o algunos de Asia, lograron contener la enfermedad, en otros lugares, como algunos países de Asia y América, los casos siguen creciendo a tasas elevadas.

El caso más claro de este hecho es Estados Unidos. Apenas el pasado 16 de julio se llegó al día con un mayor número de registros de nuevos contagios al sumar poco más de 250 mil personas.

El crecimiento de los contagios totales en los últimos 30 días fue de 69 por ciento, igual que el promedio mundial.

El segundo país con más contagios confirmados, Brasil, tiene un ritmo de crecimiento mucho mayor, con una tasa de 112 por ciento en los últimos 30 días.

Y, el tercero con el mayor número, India, tiene un ritmo aún más elevado, con 183 por ciento de crecimiento en el último mes.

México se encuentra, de acuerdo con los datos de la Johns Hopkins University, que se ha convertido en referencia mundial, en la posición número siete mundial en número de contagios confirmados y el crecimiento de los últimos 30 días fue de 105 por ciento, muy por arriba de los promedios internacionales.

Estados Unidos sigue siendo el país con el mayor número de fallecidos, con un nivel de poco más de 140 mil en la actualidad. Las proyecciones de The Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME), de la Universidad de Washington, uno de los más respetados a nivel mundial, anticipa 225 mil muertes en Estados Unidos al 1 de noviembre, basados en las tendencias actuales. Eso significa que aún fallecerían por la pandemia en nuestro vecino del norte otras 85 mil personas.

En el caso de Brasil, el total proyectado a la misma fecha es de 197 mil frente a los 79 mil registrados oficialmente hasta ahora. Eso significa que habría otros 118 mil fallecidos en ese país durante los próximos tres meses y 10 días.

En el caso de India, el IHME no proyecta. Pero sí lo hace el modelo del científico chino Youyang Gu y estima 106 mil fallecidos, es decir, 79 mil más que los casi 29 mil que se reconocen ahora.

Para el caso de México, la estimación es de 98 mil fallecidos totales para finales de octubre, lo que implica alrededor de 60 mil más que los registros actuales.

Este panorama, que parece bastante negativo, no toma en cuenta incluso la posibilidad de una segunda ola durante el invierno ni la interacción que podría existir entre el Covid-19 y la influenza estacional. Esto podría conducir a que las cosas fueran aún peores.

En suma, más nos vale tener los pies bien puestos sobre la tierra y reconocer que estamos aún en medio de la tormenta.

La sensación de haber salido ya de la pandemia puede ser muy riesgosa porque podría dar lugar a comportamientos sociales que volvieran a disparar los contagios, con implicaciones muy severas para la economía de todos los países.

Más nos vale reconocer que falta mucho para vencer a esta terrible amenaza.

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.