El dólar, Pemex y los bonos
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El dólar, Pemex y los bonos

COMPARTIR

···
menu-trigger

El dólar, Pemex y los bonos

12/07/2019
Actualización 12/07/2019 - 8:13

El presidente López Obrador, en su conferencia matutina de ayer se refirió a temas como el tipo de cambio, los bonos de la deuda mexicana, así como a Pemex.

Es conveniente hacer algunas puntualizaciones al respecto.

1.- Tiene razón AMLO en cuanto al tipo de cambio. Al cierre del día de ayer, el peso mexicano, entre las principales monedas del mundo, es la que más se ha fortalecido desde que él está en el gobierno. Del 30 de noviembre al día de ayer, hay una apreciación de 6.8 por ciento. En segundo lugar, está el rublo ruso, con 6.5 por ciento y en tercer lugar el yen japonés con 4.7 por ciento.

2.- La renuncia de Carlos Urzúa sí produjo la mayor alza del precio del dólar desde aquella amenaza de Trump de imponer aranceles. Aquel 31 de mayo se nos disparó desde 19.14 hasta 19.82, un incremento de 3.5 por ciento. El martes pasado, estábamos en 18.90 antes de la renuncia de Urzúa y se fue hasta 19.35 pesos, un incremento de 2.4 por ciento. Al paso de las horas, y luego de los días, el peso se ha ido fortaleciendo poco a poco. Ayer cerró en 19.11 por dólar en el mercado al mayoreo.

3.- El precio de los bonos de Pemex, que es una de las variables más sensibles, sí se vio influida de manera importante por la renuncia de Urzúa. Antes de que el exsecretario la hiciera pública, el bono a 30 años de la petrolera cotizaba en 89.5 unidades. Tras conocerse la salida del secretario, llegó hasta 87.7. Es decir, la caída fue de 2 por ciento en el valor del bono. En términos de rendimiento del bono, eso significó un alza de 7.75 hasta 7.83 puntos. No es un alza dramática, pero sí fue visible.

4.- En cuanto al efecto en los bonos soberanos en dólares, la caída del precio en el plazo de 30 años fue poco significativa, apenas del orden de 0.6 por ciento. En el rendimiento, esto implicó un alza de 4.35 a 4.39 por ciento. Aunque hay que señalar que la presión alcista sobre los rendimientos no ha cedido y ayer cotizaba este bono en 4.5 por ciento. Claro, hay que hacer notar que aún está un punto por abajo del nivel de 5.6 por ciento llegó a tener en noviembre pasado.

5.- El esperado Plan de Negocios de Pemex será el factor determinante de los próximos movimientos del tipo de cambio, así como de los precios de la deuda de Pemex y aun de la deuda soberana. Se ha dicho que finalmente se dará a conocer la próxima semana. Veremos si sustenta el escenario de alza en la producción y si deja abierta la puerta para futuros farmout.

En suma, tiene razón AMLO en que a veces se exagera el efecto que algunos eventos tienen sobre las variables financieras, especialmente el tipo de cambio.

Pero creo que llevan razón analistas de instituciones financieras o consultorías cuando advierten respecto a las fragilidades que existen en el entramado financiero que tiene México.

Arturo Herrera, en su tarea previa fue receptivo a escuchar estas advertencias, pues una de sus funciones en la subsecretaría del ramo era el contacto con los inversionistas internacionales y quienes los asesoran, además de tener también contacto regular con empresarios. Es vital que siga teniendo los oídos y la mente abiertos.

Y también lo es que el presidente de la República le siga teniendo la confianza que ha referido, pues es altamente probable que Herrera tenga que llevarle a sus reuniones opciones de política que quizás no sea las que más le gustan a AMLO, pero que sean necesarias en virtud del complejo entorno que estamos viviendo, y que, como decía aquel slogan, llegó para quedarse.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.