Coordenadas

¿Ganará Xóchitl si la gente sale a votar?

Si las tasas de participación resultan más elevadas en las entidades y en las ciudades en las que hay una mayor simpatía por la oposición, entonces ganaría Xóchitl Gálvez.

“Con una participación electoral del 62 por ciento o más, ganamos la elección”, ha dicho en diversas ocasiones la candidata opositora, Xóchitl Gálvez.

No ha quedado claro nunca de dónde salió ese porcentaje que, en realidad, corresponde más o menos a la tasa de participación promedio de las últimas elecciones presidenciales.

Algunos integrantes del bloque opositor han argumentado, sin embargo, que si en el 2021 lograron en conjunto el 39.6 por ciento del voto válido frente a un 42.8 por ciento de Morena y sus aliados, con una tasa de participación del 53 por ciento de los electores, confían en que con nueve puntos más en el nivel de participación, el resultado les sea más ventajoso, pues suponen que esa mayor participación sería favorable a la oposición.

Creo que esa conexión solo existe bajo ciertas condiciones.

Si las tasas de participación resultan más elevadas en las entidades y en las ciudades en las que hay una mayor simpatía por la oposición, entonces resulta correcta la inferencia.

Pero, si la mayor participación ocurriera en entidades como Oaxaca, Chiapas, Tabasco o Guerrero, por citar solo algunas, entonces el efecto sería exactamente el contrario.

¿Qué es lo que pasó en el 2021?

La tasa de participación nacional fue de 54.3 por ciento.

Tomemos algunos casos relevantes a nivel estatal para ver la perspectiva.

Estado de México. La participación en el estado con el mayor padrón a nivel nacional fue de 52.7 por ciento y los partidos que hoy forman el frente opositor obtuvieron el 43.46 por ciento frente al 42.68 por ciento de Morena y sus actuales aliados.

En esta entidad, la participación más elevada en municipios panistas y priistas podría conducir a ratificar la distancia.

Ciudad de México. En la capital, la tasa de participación fue de 52.2, por abajo tanto del promedio nacional como del Estado de México. Para los partidos que hoy forman el frente opositor fueron 45.35 por ciento de los votos, mientras que Morena y aliados obtuvieron en 43.11 por ciento.

Una tasa de participación ciudadana más alta en las alcaldías del poniente, proclives a la oposición, podría ampliar la ventaja. Pero si la mayor participación se da en las alcaldías del oriente de la ciudad, entonces Morena remontaría.

Jalisco. En el 2021, la tasa de participación en este estado estuvo considerablemente por abajo del promedio nacional y alcanzó solo el 48.3 por ciento. Morena y sus aliados alcanzaron solo el 28.5 por ciento, mientras que MC obtuvo el 31.7 por ciento y los partidos que hoy integran el frente opositor lograron el 31.3 por ciento. En esta entidad, el voto a tercios hace difícil pronosticar cuál sería el impacto de una mayor tasa de participación.

Veracruz. La tasa de participación en este estado fue muy superior al promedio nacional y alcanzó el 60.4 por ciento. Morena y sus aliados obtuvieron 48.1 por ciento, en tanto que el frente obtuvo el 32.5 por ciento. Este es un estado en el que quizás una mayor tasa de participación podría beneficiar a Morena.

Guanajuato. Esta entidad del Bajío tuvo en 2021 una de las tasas de participación más bajas, apenas el 44.2 por ciento. El resultado favoreció a los partidos que hoy forman la alianza opositora, al alcanzar el 56.3 por ciento. Morena y sus aliados lograron el 31.3 por ciento. Una mayor tasa de participación, para acercarse a los promedios nacionales probablemente beneficiaría a la oposición.

Nuevo León. En esta entidad, que tiene otro de los grandes padrones del país, la tasa de participación en 2021 fue más baja que a nivel nacional y se ubicó en 51.2 por ciento. Los votos para el frente opositor sumaron el 56.4 por ciento, una mayoría clara. Morena y sus aliados captaron el 14.3 por ciento y MC, el 19.3 por ciento. En este caso, tampoco está claro cuál sea la fuerza política que podría capitalizar la mayor participación. No descarte que pudiera ser Morena.

Solo las seis entidades referidas representan el 40 por ciento de la lista nominal de electores.

Otras 25 entidades hacen el restante 60 por ciento.

Y, como podrá ver, no hay un patrón único respecto al efecto que podría tener una mayor participación electoral.

Pero, no dude usted que sesgos en esos porcentajes pueden conducir a que el resultado sea diferente en cierto grado al que anticipan la mayoría de las encuestas.

Veremos.

COLUMNAS ANTERIORES

El gabinete de Claudia y el fin de los ‘floreros’
¿Por qué se votó a favor de Claudia?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.