Coordenadas

La visión de dos candidatas y una gobernadora

Qué hacer con Pemex y cómo afrontar la consolidación fiscal son dos preguntas fundamentales para la definición del horizonte económico para 2025.

Dos preguntas fundamentales para la definición del horizonte económico para 2025 son las siguientes.

La primera es: ¿qué hacer con Pemex? y la segunda es ¿cómo afrontar la consolidación fiscal para el año 2025?

En la Convención Bancaria de Acapulco tuve la oportunidad de conversar con la candidata de la coalición Sigamos Haciendo Historia, Claudia Sheinbaum, respecto a ambos temas.

En esa reunión, nuestros colegas de Bloomberg también conversaron a este respecto, mientras que Víctor Piz, editor en jefe de este diario, lo hizo con Xóchitl Gálvez.

A su vez, el asunto de la transición electoral y las expectativas también fueron abordadas por la gobernadora de Banxico, Victoria Rodríguez Ceja, con quien también tuve oportunidad de dialogar.

Le resumo algunos de los elementos que se pueden poner sobre la mesa a partir de estos diálogos.

Lo primero es que el equipo de Sheinbaum considera realizar una reestructuración de la deuda de Pemex el próximo año, en caso de ganar la Presidencia de la República. Señala además que la actual administración dejará un plan de largo plazo para la empresa.

La candidata de Morena fue muy enfática tanto en las entrevistas como en su participación frente a los banqueros, en que la empresa debe moverse hacia las energías renovables, siguiendo el camino que han tomado otras empresas petroleras.

Aunque es muy cuidadosa para no generar un contrapunto con lo que dice el presidente López Obrador, hay un sentir generalizado entre los analistas del sector de que se tratará de una política claramente diferenciada de la actual.

Le pregunté a Sheinbaum respecto a lo que eventualmente podría hacer su gobierno, en caso de ganar, para evitar que el crecimiento económico del 2025 se caiga, como lo anticipó el FMI al estimar solo un 1.4 por ciento para el próximo año.

La apuesta que tendría su gobierno es impulsar el mercado interno con programas como el impulso a la construcción de la vivienda de interés social o la creación de 100 parques industriales, que tendrían inversión privada y pública.

Por cierto, que no volvió a dudar ni un momento cuando ratificó su interés de que Rogelio Ramírez de la O permanezca como titular de Hacienda en el arranque de su probable gobierno.

Xóchitl Gálvez también cambiaría a Pemex de manera importante, poniendo recursos a la exploración y producción de crudo, donde obtiene utilidades, y quitándolos a la refinación, que es el área en la que pierde.

Por cierto, que ambas candidatas coinciden en que no es necesaria la realización de una reforma fiscal en el arranque de su gobierno.

Creo que la coincidencia es porque si cualquiera de ellas lo propone se daría un ‘balazo en el pie’.

Finalmente, le comento que la visión que me compartió la gobernadora del Banxico, Victoria Rodríguez Ceja, fue muy serena, en cuanto a que no ve riesgos mayores en la transición política y señaló que aunque los procesos electorales generan de manera natural, cierto grado de cautela entre los inversionistas, al mismo tiempo se han dado otros procesos que conducen a que haya quienes continúan con sus planes, asociados en una cierta proporción al nearshoring, de acuerdo con las encuestas que ha realizado Banxico.

Tampoco ve una interrupción en el proceso de desinflación que hemos tenido en México y explica que ese proceso no sigue una tendencia lineal, por lo que puede haber algunos vaivenes, pero que, en lo esencial, continúa.

¿Con qué me quedo tras conocer los planteamientos de tres mujeres que son clave para el futuro económico del país?

Con lo que percibí entre la mayoría de los banqueros. Independientemente de preferencias políticas, las elecciones no parecen generar una amenaza a la estabilidad económica del país, y sigue habiendo elementos para pensar en que, aun si se modera, tendremos crecimiento tanto en este año como en el próximo.

Por cierto, nadie se acordó del ‘tigre’, evocado hace seis años.

Seguiremos con estos temas en próximos artículos.

COLUMNAS ANTERIORES

Si ocurre lo improbable, no nos sorprendamos
La radiografía del freno económico

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.