Coordenadas

Llegó la nueva etapa: tiempo de grillos

Definida la candidatura federal, el eje de atención serán las candidaturas al Poder Legislativo, a gobierno estatales, a congresos locales y a miles de ayuntamientos.

A partir de los próximos días comienza una nueva etapa de la política mexicana que nos cambiará profundamente el entorno.

Terminó la carrera de las corcholatas con un desenlace que no sorprendió, el triunfo de Claudia Sheinbaum.

La semana pasada, la coordinación del Frente también quedó en manos de Xóchitl Gálvez, como se anticipaba.

Las dos principales fuerzas políticas del país han definido sus candidatas.

Pero, falta Movimiento Ciudadano.

Una corriente de esta organización empuja a que se sume al frente opositor, pero otra aspira a tener un candidato propio.

Con la declaración de Marcelo Ebrard en el sentido de que ya no se siente incluido en Morena, pareciera que la opción que le quedaría es precisamente negociar su postulación por parte de MC.

Pero, está lejos de que sea un hecho.

La posición de MC, al menos de la dirección a cargo de Dante Delgado, es que su apuesta es Samuel García, no Ebrard.

Lo singular hoy es que hay dos candidatas a la Presidencia, lo cual trae consigo un hecho histórico que no puede menospreciarse. En 2024, México tendrá por primera ocasión en su historia una presidenta de la República.

La historia irá más allá.

A reserva de la propuesta de MC que podría cambiar los balances, tendríamos por primera ocasión en la historia democrática del país una contienda de dos personas, que singularmente serían mujeres.

Eso cambiará todas las dinámicas.

Xóchitl Gálvez estuvo ayer en la comida que año con año organiza la revista Líderes.

Y seguramente estará en muchas reuniones relacionadas con el sector empresarial o con organismos ciudadanos.

En ese segmento la gente se vuelca a favor de la coordinadora del frente opositor.

Xóchitl tiene el nada sencillo desafío de mantener los pies sobre la tierra.

Si acaso pensara que el respaldo que recibe en foros como en el que estuvo ayer significa el nivel de respaldo que tiene entre la población, estaría perdida.

Obviamente entiende que la alcaldía Miguel Hidalgo no es el país. Pero será difícil mantener el equilibrio frente a las demostraciones de respaldo de los sectores que la apoyan.

Claudia Sheinbaum se enfrenta a un desafío semejante.

Como coordinadora de los Comités de Defensa de la 4T y detentadora del ‘bastón de mando’ que le entregó ayer AMLO, va a recorrer de nuevo el país.

Sheinbaum recibirá un respaldo masivo del aparato de Morena. Habrá concentraciones desbordantes.

Y también va a ser complicado para ella dilucidar en que una cosa son los amplios segmentos que respaldan a Morena y otra cosa muy diferente el país, que es más plural que las masas que la van a recibir a donde vaya.

Claudia también es una persona racional que seguramente va a separar su conocimiento de la realidad política del país del aparato propagandístico que la va a acompañar.

¿Quiénes acompañarán a las candidatas en su carrera?

Todavía quedan muchas dudas. Ellas compitieron en sus respectivos espacios con equipos cercanos de colaboradores.

Quizás algunos queden en la nueva etapa, pero tenga la certeza de que van a necesitar otros.

La selección del equipo determinará la dinámica de la política en los siguientes meses.

El otro factor que se posicionará en el escenario estelar de la política serán las otras elecciones.

Definida la candidatura federal, el eje de atención serán las candidaturas al Poder Legislativo, a gobiernos estatales, a congresos locales y a miles de ayuntamientos.

Es tiempo de los grillos. Saltarán y grillarán (así se denomina el sonido que hacen los grillos).

La bandera a cuadros bajó hoy y los juegos del hambre, perdón, la carrera por los huesos, ha comenzado.

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

COLUMNAS ANTERIORES

El impacto económico de la reforma judicial
¿Qué va a hacer Lázaro Cárdenas?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.